Los drones se acercan a tener el cerebro pequeño con mejor calidad de imagen

Los drones se acercan a tener el cerebro pequeño con mejor calidad de imagen

Puede venir a la memoria aquel capítulo de «Black Mirror» en la que pequeños drones en forma de abejas pululan por las ciudades. En la apocalíptica serie se plantea una distopía en la que estos necesarios insectos se han extinguido. Sin ser tan cruel, estas aeronaves no tripuladas se encuentran en plena efervescencia legal y social. Investigadores y desarrollos trabajan, además, para dotarle de capacidades autónomas ycon sistemas antigolpes. Y un nuevo paso viene de la nanotecnología y la miniaturización de los componentes.