Un hombre pone una cámara en su ático y confirma sus peores sospechas

Los propietarios generalmente instalan cámaras de vigilancia para proteger sus viviendas de los intrusos. Sin embargo, Jerome Kennedy, residente de la ciudad estadounidense de Pittsburgh, decidió instalar cámaras en el interior de su casa para comprobar si su propio vecino tenía por costumbre colarse en su ático. Una grabación parece confirmar sus sospechas: en ella se ve a un hombre, que según Kennedy es su vecino Robert Havrilla, gateando a través de un estrecho ático mientras lleva un tablón de madera, recoge la cadena CBS. Los dos vecinos comparten una pared contigua.