Para formar parte de la información

Daniel Hernández Luengo

Y… ¿A quién le tocará mañana?

Daniel Hernández Luengo's picture

Cada nuevo día nos alarman los hechos noticiosos que ocurren en el país. Y digo alarma, no por la magnitud de los mismos, pues en realidad ya casi nada sorprende a los venezolanos, pero sí, por el continuado estoicismo inaudito de los países del mundo, ante la barbarie desmedida de la fauna comunista del Psuv, contra los demócratas de la MUD, como bien han decidido denominar algunas personas al viejo bando opositor.

Réquiem a la razón

Daniel Hernández Luengo's picture

Revolotean por el aire, las hojas marchitas de la que se perfilaba en otrora,como una de las grandes potencias de América del Sur.
En su senectud continúa retorciéndose de agonía, ante la mirada fría e indolente de una sociedad que sigue apostando a su rápida muerte, a pesar de los esfuerzos infructuosos de emitir alaridos de auxilio internacional, que pasan desapercibidos en el suplicio eterno.

Manifiesto a la indignación

Daniel Hernández Luengo's picture

En Venezuela se instauró un bochornoso sistema de gobierno anárquico, donde sus habitantes son víctimas constantes, de la violación flagrante de los derechos humanos, y por ende, de las garantías constitucionales, que sólo tienen validez teórica, en una mohosa publicación denominada: Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
Sus instituciones están plagadas de súbditos que apadrinan la corrupción y tropelías de ese forajido Estado.

“Si nos fuéranos veníos, no nos fueran agarraos”

Daniel Hernández Luengo's picture

No existe nada más placentero que la tranquilidad. Esa sensación de armonía y felicidad, invadió a casi toda la nación venezolana el viernes dieciocho próximo pasado, debido a la sentencia emanada en el caso de los narcosobrinos de la pareja inconstitucional, por cuyo delito una vez más se constató, que en el país del norte las leyes se cumplen, y la justicia no es ciega como ocurre en Venezuela.

¿Me vas a matar porque tengo hambre?

Daniel Hernández Luengo's picture

Esta lapidaria frase del apetente joven universitario frente a su vandálico agresor uniformado, sirvió no sólo para titular el presente artículo, también afloró un cúmulo de sentimientos que culminaron por encender ese pensamiento fijo llamado “inspiración”, como complemento significativo a las labores del espíritu; preludio para el desarrollo del inquietante escrito.

¿De verdad son el sexo débil?

Daniel Hernández Luengo's picture

Desde tiempos prístinos la imagen del hombre se ha representado de manera distorsionada. Erróneamente se concibió como el único ser vivo que podía ejercer fuerza, dominio, control, seguridad y poder, sobre los demás seres; creando una ambigüedad eterna en la socialización y su forma de interpretación. Por su parte, la mujer se acostumbró a vivir una vida serena de total sumisión tanto en decisiones como en sus acciones.

¿El valle de los reyes o los reyes del valle?

Daniel Hernández Luengo's picture

Me sorprende cómo esta obra narrativa, devela la historia de un apacible paraje que guardó a través de los años, cuantiosos secretos sobre la vida y obra de faraones legendarios inhumados en dicho valle, teniendo una similitud extraordinaria tanto en el relieve geográfico de nuestra nación, como en los acontecimientos suscitados en la capital caraqueña desde la muerte de Hugo Chávez.

El fracaso de los tres Reyes Vagos

Daniel Hernández Luengo's picture

A diferencia de la historia conocida por la humanidad, donde hace alusión a la visita de tres reyes magos quienes partieron aparentemente del oriente, para entregarle regalos de gran riqueza simbólica al recién nacido niño Jesús; en Venezuela actualmente, no contamos con la misma dicha que narran las antiguas escrituras.