El próximo eclipse total de luna será visible en casi todo el mundo, mejor en Asia y Australia


El primer eclipse total de luna del año ocurrirá la semana entrante y tendrá una duración extraordinaria, en un espectáculo celestial que será visible para los habitantes de una amplia región de la Tierra. Sin embargo, el fenómeno del miércoles no será apreciable en Estados Unidos, Canadá, ni el resto de América del Norte. El eclipse será visto totalmente, si el clima lo permite, por quienes vivan en el este de África, Asia central, el Medio Oriente y el oeste de Australia. El fenómeno también se podrá ver en algunas regiones de Sudamérica.

El periodo en el que la sombra de la Tierra cubre por completo la luna se conoce como totalidad y en el próximo eclipse durará una hora 40 minutos.

La anterior ocasión que la sombra terrestre cubrió la luna por un periodo similar ocurrió en julio de 2000, durante siete minutos más.

La luna llena se debe a que refleja sin obstáculo alguno la luz del sol. Un eclipse total de luna ocurre cuando ésta cruza la sombra que proyecta la Tierra y le impide brillar porque no refleja la luz del sol.

Conforme la luna ingresa en la sombra de la Tierra, el disco cambia de color de manera paulatina de plateado a naranja o rojo. Esto se debe a la iluminación indirecta del sol que alcanza la luna después de que cruzó la atmosfera terrestre, la cual dispersa luz azul.

Debido a que sólo luz roja llega a la luna, ésta adquiere un color carmesí.

Es difícil predecir la sombra exacta que cubrirá a la luna porque depende de la cantidad de partículas y de la nubosidad presente en la atmosfera durante el eclipse.

Debido a que la luna cruzará cerca del centro de la sombra terrestre, la fase del eclipse total durará más tiempo del ordinario, dijo el experto de la NASA para estos fenómenos, Fred Espenak, en el Centro Goddard de Vuelos Espaciales en Maryland.

El eclipse en total durará poco más de cinco horas y media. Los observadores en Europa no verán la primera parte del espectáculo debido a que ocurrirá antes de la aparición de la luna en esa región de la Tierra.

Los habitantes del este de Asia y del este de Australia no verán las partes finales del fenómeno que ocurrirán cuando la luna se haya dejado de ver en esa región.

A diferencia de los eclipses de sol, los de luna pueden verse directamente sin daños para la vista.

El próximo eclipse total de luna ocurrirá el 10 de diciembre y podrá apreciarse mejor en Asia y Australia. La luna quedará cubierta por la sombra de la Tierra durante 51 minutos.

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios