María Antonieta Duque: "Es triste ver a tantos compañeros que tienen que emigrar para conseguir empleo"


Ha hecho su carrera televisiva en Venevisión, en donde empezó y estuvo muchos en el elenco del programa humorístico “Bienvenidos”, que conducía Miguelángel Landa. Luego María Antonieta hizo sus primeros papeles cortos en las telenovelas “Amantes de luna llena”, “Guerra de mujeres” y “Las González”. Debutó en las teleseries mayameras con un papel de villana en “Angel Rebelde” y luego le siguieron en el país personajes de mayor peso, en títulos como “El amor las vuelve locas”, “Voltea pa’ que te enamores”, “Vieja, ¿yo?”, “Tomasa te quiero” y actualmente en “La viuda joven”, en donde interpreta a Iris Fuenmayor, una agente encubierta. En teatro se presenta en la taquillera comedia “Toc Toc”, en la sala del Trasnocho. Está casada con Manuel Fraiz Grijalba, Vicepresidente Ejecutivo de Venevisión.

¿Te resultó difícil la transición de bomba sexy en “Bienvenidos” a actriz de telenovelas y obras de teatro?

- Sí fue difícil, pues por lo general en los canales te encasillan cuando empiezas haciendo comedia y saliendo en traje de baño. A veces creen que no puedes hacer otra cosa, pero yo estaba consciente de que en cualquier momento me podía llegar la oportunidad de demostrar que podía ser una actriz dramática, por lo que nunca dejé de prepararme.

¿Qué recuerdas de aquella época?

- “Bienvenidos” fue una familia muy bonita, de los 19 años que estuvo en el aire, yo pasé ocho en ese programa. Heredé compañeros maravillosos y la oportunidad de viajar y de llevar el humor venezolano a muchísimos países. Era muy gratificante que quela gente me diera las gracias por brindarle sonrisas a sus hogares. Tengo miles de anécdotas, como las giras a Estados Unidos, donde nos recibían en Inmigración con un letrero que decía “Bienvenidos los de Bienvenidos”. Cuando voy para allá todavía me reconocen por ese programa, a pesar de que hoy tengo un look distinto.

¿Qué le debes a Miguelángel Landa?

- Mucho, fue quien creyó en mí y me dio la oportunidad para comenzar como actriz en Venevisión. Hizo que todos nosotros, los del elenco, fuéramos sus hijos; nos cuidaba mucho, nos enseñó a ser puntuales, responsables y eso es importante. Ya voy a tener 20 años trabajando en VV y me caracterizo por ser puntual, constante y responsable, y eso se lo debo él.

¿No crees que él es un gran maestro, a juzgar por los buenos resultados que la Beja Rojas y tú, dos ex integrantes de “Bienvenidos”, están teniendo en “La viuda joven”?

- Claro, y además también allí podríamos citar a nuestro compañero José Luis Useche, quien también está en esta telenovela. Somos ejemplo de que no nos deben encasillar por venir del género de la comedia, porque nos preparamos para seguir adelante y mucho se lo debemos a Miguelángel, él siempre se preocupó porque estudiáramos y se siente orgulloso de lo que hemos logrado. Hace poco me fue a ver al teatro en la obra “Toc Toc” y me enorgulleció mucho sentir todavía su apoyo.

¿El principal desafío que tuviste para encarnar el rol de policía encubierta en la telenovela de Martin Hahn?

- Aprender a hacer cosas que nada tienen que ver conmigo, como usar armas, también la parte de defensa personal y que ella es bastante varonil y yo soy muy femenina.

¿Lo que más te gusta de tu personaje?

- La versatilidad que me da el hacer dos roles distintos en uno, me encanta que con ella siempre se maneja la parte del suspenso, esa duda de si quiere o no a Simón (Iván Tamayo), la gente nunca sabe si realmente es buena o mala.

¿Cómo es la experiencia de trabajar en un tele drama dominado por el misterio y el suspenso?

- Es la primera vez que estoy en una teleserie de este tipo y nadie nos cree que ninguno de los actores no sabemos quién es el asesino; además, me encanta estar entre los sospechosos. Es bastante rico estar en una telenovela donde el suspenso lo tenemos, tanto los actores como el televidente, y estoy segura de que nos vamos a enterar realmente de todo en el último capítulo.

¿Serás acaso “La viuda negra”?

- Todos los que trabajamos aquí quisiéramos serlo, me han puesto como sospechosa pero me encantaría que fuera quien menos nos imaginamos, así como pasa en las películas de ese género; pero si soy yo, me voy a llevar tremenda sorpresa.

¿Estar casada con un alto ejecutivo de Venevisión te ha ayudado, o te hizo más difícil alcanzar nuevas metas en tu trabajo?

- Más difícil, pues tengo que demostrar el doble. Además, él es muy correcto y no se deja llevar porque yo sea su esposa; al contrario, ha sido bastante difícil, pues no sólo es que me den la oportunidad, sino demostrar que lo que he obtenido hasta ahora, me lo he ganado por mi propio esfuerzo.

¿Dónde es más gratificante trabajar, en televisión o teatro?

- En los dos. Son medios distintos, la TV te da la parte rica de que sepan quién eres tú, pero en el teatro el feed back es inmediato, todos los días pasan cosas nuevas, es rico ver que en cada función el personaje va creciendo y descubriendo cosas. Doy gracias hoy de estar en una comedia como “Toc Toc”, que además de ser una obra maravillosa, donde comparto con compañeros espectaculares, me está haciendo crecer tanto como actriz.

¿La mayor decepción que has recibido en tu vida?

- Creer en alguna amistad y que me haya traicionado. Me cuesta mucho recuperarme cuando me decepcionan en ese sentido, pues creo demasiado en la amistad.

¿Y la satisfacción más grande?

- Cuando han nacido mis sobrinos, los hijos de mi hermana gemela, es como si fueran míos.

¿Qué cualidades admiras en un hombre?

- Que sea caballero, es importante que lo admire, que tenga pasión por su trabajo y que sea romántico.

¿Coqueta?

- Mucho.

¿Terca?

- A veces.

¿Inflexible?

- No.

¿Ambiciosa?

- No, para nada, me falta eso.

¿Devota?

- Sí, de la Virgen del Valle.

¿Con los pies siempre sobre la tierra?

- Totalmente.

¿Cómo te gustaría estar dentro de 20 años, tanto en lo personal como en lo profesional?

- A nivel personal me gustaría seguir estable emocionalmente, en pareja y con hijos, y profesionalmente me veo todavía trabajando como actriz, además de que me gustaría ser directora. También haciendo teatro y produciéndolo.

¿Lo más injusto que se ha dicho de ti?

- Que soy ambiciosa e interesada. Quienes me conocen saben que no tengo nada de eso.

¿Y lo más acertado?

- Que soy familiar, buena amiga y justa.

¿Sabes guardar secretos?

- ¡Sí, cien por ciento, hasta la tumba!

¿Es muy complicado compartir tu tiempo entre tus actividades en televisión, teatro y como propietaria de un restaurant-teatro?

- Bastante difícil a veces quisiera que el día tuviera más de 24 horas, pero como siempre digo, el tiempo de Dios es perfecto para todos.

¿Cómo ha sido la experiencia en esta última actividad?

- Confieso que al principio desconocía de eso, le debo mucho a mi socia, Marietta Toro, la oportunidad de entrar en esto y siento que hemos hecho un gran equipo, pues Capital Jazz es un lugar maravilloso y único en Caracas, un lugar seguro, con tarima, donde la gente puede comer, tomar, disfrutar de música o de un espectáculo teatral en vivo. He tenido que aprender desde cero y siento que he crecido bastante en esa parte. Me toca desde las relaciones públicas y hasta a veces he tenido que fregar y atender mesas, pero eso te ayuda a valorar lo que haces y lo que tienes. He aprendido que los negocios funcionan cuando están los dueños.

¿Qué te preocupa de la situación que hoy vivimos en Venezuela?

- A nivel de trabajo que hemos retrocedido bastante, es triste ver a tantos compañeros que tienen que emigrar para conseguir empleo. También me preocupa la inseguridad.

Tienes una hermana gemela que vive en Margarita, ¿has llegado a sentir las mismas sensaciones que ella desde la distancia?

- Eso totalmente cierto, tengo muchísimas experiencias de ese tipo desde que estábamos chiquitas. Una vez mi hermana tenía fiebre y la inyectaron y yo fui la que pegué el grito. Cuando sus embarazos, los mareos y las nauseas las sentía yo. Una vez estaba en Puerto Rico y ella en Margarita y de repente sentí que algo le pasaba, la llamé y en efecto fue así. Y nos pasa mucho que, estado en ciudades diferentes, nos compramos el mismo par de zapatos, del mismo color y modelo. Eso también nos pasa con los cepillos de dientes, ¿y sabes cuántos tipos de zapatos y cepillos distintos puede haber en todo el país?

La actriz de Venevisión María Antonieta Duque

Aquilino José Mata
Informe 21

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal