Tips para tu primera vez


Si lo tuyo con tu pareja no es un asunto de citas ocasionales y te interesa conocer a su lado el verdadero placer, aquí van nuestros consejos para que funcione tu primera cita.

Quizá acabas de iniciar una relación. Están apenas en el conocimiento mutuo, emocional y físico. Y, a veces, entenderse físicamente de inicio puede ser un poco complicado. Si lo tuyo con ella no es solamente un asunto de citas ocasionales, y te interesa conocer, a su lado, el verdadero placer, entonces aquí van nuestros consejos femeninos para que funcione, tal y como habías soñado, tu primera cita.

Pon en práctica diez pasos para hacerle saber a ella, durante las primeras relaciones y cuando apenas los cuerpos se conocen, que sabes lo suficiente como para que nunca te deje escapar.

1- Caricias. Primero, lo básico. Si tú desde la primera vez le muestras a tu chica que puedes acariciar como todo un maestro de la sexualidad, ella estará totalmente segura de que en realidad lo eres (sin necesidad de que se lo digas).

Las caricias es lo primero que dice algo del hombre. Si durante el acto sexual eres poseedor de un juego previo pleno de caricias, y no te apresuras a penetrarla lo más rápidamente para luego salirte con la misma rapidez, lograrás mucho más y un sexo más placentero.

Usa la yema de los dedos y toca desde sus axilas, antebrazos, codos, piernas, estómago, rodillas, hasta la punta de los pies. Mientras la tocas: bésala, chúpala, sube y baja; dile lo que sientes y lo hermosa que se ve. Siente y piensa que es tu diosa y trátala como tal. Si sigues esto al pie de la letra, sin duda, estarás en el punto 10 más pronto de lo que imaginabas.

2- Postura de misionero. Si no están muy familiarizados como pareja para practicar nuevas posturas o sientes que ella puede ser muy tímida en ese sentido, no se lo propongas directamente. Mejor, con lo que tienes o con lo que hay, haz lo mejor posible.

Por ejemplo, si realizan la clásica posición de misionero, haz que no sea del todo aburrida o simple. Realiza movimientos circulares con tu pene dentro de ella, no busques inmediatamente la rapidez. Continúa con repeticiones lentas y suaves, toca con tu glande su vulva o su clítoris.

3- Sexo oral. Es un secreto a voces entre muchas mujeres que los hombres (o su gran mayoría) no saben hacer un buen sexo oral. Muchas lo disfrutamos, es verdad, pero pocas veces como en realidad nos gusta.

Comienza en el clítoris, besando y acariciando suavemente. Toca con tus labios la vulva, mientras acaricias su trasero y sus pechos. Con tus dedos recorre su vagina y ocasionalmente visita su ano. Aunque suene de malabarista, con el tiempo puedes tomar práctica y ser el mejor. Algo que ella sin duda lo agradecerá haciéndote pasar al número siguiente.

4- Masaje erótico. Si alguna vez le propones darle un buen masaje, intenta que sea así hasta el final. Crea un ambiente propicio: ilumina la habitación con velas aromáticas y aceites esenciales. Pon música suave y entonces procede a darle una buena dosis de descanso, relajación y erotismo.

Comienza por la espalda y los hombros, con tus manos llenas de aceite. Después, mediante movimientos circulares, baja hacia la cintura y el trasero. Tócala, excítala y excítate tú al mismo tiempo. Sigue hasta sus piernas y pies. Puedes usar un aceite lubricante, caliente y comestible. Éste te servirá para darle un gran masaje, pero también para erotizarla en las partes más sensibles como pezones, ombligo, vulva y clítoris.

5- Masturbarla. Para hacerlo no necesitas pedir permiso, sólo susúrrale al oído lo que le harás, verás que aparecerá de inmediato una sonrisa en su rostro. Puedes introducir dos dedos en su vagina para comenzar a lubricarla, después con la otra mano tócala en el clítoris y luego puedes jugar con algún dildo o jugar a introducir, tres, dos o más dedos, siempre tomando en cuenta no lastimarla.

En el juego previo, interactúa con productos que encontrarás fácilmente en el refrigerador: mermelada, hielos, crema batida, chocolate, etcétera. Puedes hacer un té, por ejemplo, sumergir tus dedos en él y proceder a tocarla. La sensación caliente en su clítoris y vulva le encantará.

6- Posiciones. Lo mejor de las posiciones no es cuando uno las impone, sino cuando los dos colaboran creándolas. Innoven, jueguen, hablen, qué es lo que quieren y qué quieren sentir. Utiliza nuevos espacios para tener sexo con ella, háganlo emocionante: nada aburrido o monótono.

7- Fantasías sexuales. Todos tenemos fantasías, desde el hombre más puritano y conservador hasta el que asume su sexualidad como algo natural y simplemente juega a través de ella. Por qué no empiezas por preguntarle qué quiere, qué siente o qué le gustaría. Hablen ambos de sus fantasías y el día menos esperado haz lo que ella ha soñado. Pueden jugar, tomar papeles, disfrazarse, visitar diferentes lugares, hacerlo de la manera más insospechada, etcétera. Recuerda que el principal órgano sexual humano es el cerebro y, sobre todo, la imaginación.

8- De compras a la sex shop. Un buen dildo, un vibrador, un juguete sexual de cualquier tipo no le cae mal a nadie. Recomiéndale a tu chica ir de compras a una sex shops o tómense la tarde, visitando algunas y disfrutando de las maravillas que pueden encontrar ahí. Rompan la línea de la timidez y vivan plenamente su sexualidad.

9- La sorpresa, el buen humor y la imaginación. Estos son los tres puntos principales. Si siempre tienes en mente sorprender a tu chica con nuevas posturas, pláticas, acciones; y, a parte, posees un gran sentido del humor y la haces reír cuando ella lo necesita, tendrás ganado su cielo femenino. Si a eso le sumas una pizca de imaginación y picardía, saldrás rápidamente del limbo sexual en el que, quizá, antes se encontraban

10- Consejos para el juego amoroso entre ambos

* Tómense tu tiempo

* Relájense

* Saboreen cada momento

* Los abrazos de cuerpo entero generan calidez y ofrecen sentimiento de seguridad

* Los besos largos y el mordisquear el lóbulo de la oreja son maneras seguras de excitar

* Ambos sexos disfrutan al recibir caricias suaves, lamidas y cuando les chupan los pezones

* El hombre experimentará un placer intenso si la mujer aprieta y acaricia su pene mientras él observa

* La mujer disfrutará si él acaricia su vulva y estimula su clítoris antes de empezar una exploración más profunda

Fuente:
Tva.com.mx

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios