"Contar mi violación ha sido el paso más duro" explica la periodista Jineth Bedoya