torturada y violada

"Contar mi violación ha sido el paso más duro" explica la periodista Jineth Bedoya  

Los ojos de Jineth Bedoya se iluminan cuando narra sus vivencias como periodista. Ha cruzado fronteras oculta en un maletero, ha sobrevivido a bombardeos en la jungla, se ha colado en medio de un motín en una cárcel de alta seguridad. "En cada viaje descubro tanto drama y conozco a tanta gente linda... Es maravilloso contar historias únicas", confiesa esta colombiana de 35 años sobre la mesa de un modesto restaurante de comercio justo en el centro de Madrid. Porque esta profesión es su pasión, tuvo que arrinconar el peor de sus recuerdos como reportera durante nueve años y cuatro meses. El tiempo que ha pasado desde el día que fue secuestrada, torturada y violada.

"La decisión de venir a Europa a contar mi caso ha sido una de las más difíciles de mi vida", afirma cuando llegan los postres, después de relatar aventuras de vértigo. "Hace tres meses, recibí la visita de unos delegados de Intermón Oxfam que me invitaron a presentar su campaña contra la impunidad de los crímenes sexuales cometidos por los grupos armados en Colombia. Les contesté que no. No quería revivir aquello, estaba olvidado y nadie me lo mencionaba.  seguir leyendo »