Toxinas

Cuando te cepilles los dientes, raspa tu lengua para eliminar toxinas 

Una de las maneras en la que puedes empezar a desintoxicar tu cuerpo es rasparte la lengua todas las mañanas en ayunas. Con una cuchara retira todo lo blanco que veas en tu lengua realizando el movimiento de atrás hacia delante. Si no lo haces, en el primer trago de agua que des estarás ingiriendo un 40% de toxinas que tu cuerpo ya había desechado.

Esta práctica tiene tanta importancia debido a que en la lengua se encuentra reflejado todo el organismo como sucede en manos, pies, orejas y el iris de los ojos.  seguir leyendo »

La mayoría de las personas sufren una deficiencia de magnesio sin saberlo a pesar de que es el segundo elemento más abundante en el organismo humano, ya que se utiliza en la regulación de más de 300 enzimas que ayudan al funcionamiento de nuestro cuerpo.

La forma más sencilla de obtener magnesio es mediante soluciones que se absorben por nuestra piel, por lo que los baños de sales y aceites magnésicos son la mejor manera de mantener los niveles vitale  seguir leyendo »

Continuamente nuestro cuerpo se intoxica con agentes externos de los productos que consumimos y del aire que respiramos, y con sustancias interiores orgánicas como las toxinas del torrente sanguíneo y elementos de desecho eliminados por las bacterias de nuestros intestinos.

Estas toxinas como cafeína, alcohol, grasas, azúcares, aditivos alimentarios, pesticidas, sustancias químicas y humos contaminantes, llegan a todo el cuerpo mediante el torrente sanguíneo. Si no se eliminan en las heces y en la orina, se acumulan en el organismo ocasionando inflamación e irritación de los tejidos y otros problemas de salud.  seguir leyendo »