Para formar parte de la información

Trino Márquez

15 -O: Tenemos que exigir y mejorar

Trino Márquez's picture

Los inesperados resultados de las elecciones pasadas dejaron en la peor posición a quienes están convencidos de que las elecciones representan el camino menos tortuoso para salir del gobierno de Maduro. Se sabe que es indispensable participar en los procesos comiciales, pero no se sabe qué hacer para garantizar el triunfo ante condiciones tan adversas como las impuestas por el madurismo, empezando por el árbitro, que en vez de ser el fiel de la balanza, coloca todo su peso a favor del oficialismo.

Resisto, lucho y voto

Trino Márquez's picture

A finales de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, la aspiración de los venezolanos por votar se convirtió en una poderosa fuerza transformadora. Los partidos políticos, que pocos años antes se habían caído a dentelladas y se habían enemistado de forma irreconciliable, convirtiendo sus diferencias en un argumento esgrimido por los militares sediciosos para derrocar al presidente Rómulo Gallegos en 1948, se unieron levantando la consigna “elecciones ya”.

15 de octubre: ¡a reafirmar la descentralización!

Trino Márquez's picture

El chavismo-madurismo ha tenido que tragarse la descentralización, especialmente la elección directa de gobernadores y alcaldes, como si se tratase de aceite de ricino. Al caudillo no le quedó más remedio. Cuando asomó la posibilidad de volver al antiguo régimen en el cual el Presidente de la República designaba a dedo y removía a su antojo a los mandatarios regionales, hasta los dirigentes de su propio partido se sublevaron.

El entorno del diálogo

Trino Márquez's picture

La ronda de negociaciones entre el régimen presidido por Nicolás Maduro y la Mesa de la Unidad Democrática iniciada en República Dominicana, cuyo gobierno es intimo amigo de Miraflores, se desarrollará en el marco del mayor deterioro económico y social que haya conocido el país y la mayor presión internacional que se haya desatado contra gobierno venezolano alguno.

Exterior: Asamblea Nacional, Sí; constituyente, no

Trino Márquez's picture

La gira de Julio Borges y Freddy Guevara por Europa fue todo un éxito. Quedó reafirmada la legitimidad de la Asamblea Nacional electa el 6 de diciembre de 2015. Los países más importantes del viejo continente ratificaron su preocupación por el giro dictatorial que Nicolás Maduro le imprimió a su gestión, la larga agonía vivida por la democracia venezolana y el declive de la República, acorralada por las continuas violaciones a la autonomía de los poderes públicos y la violación permanente de los derechos humanos.

Las sanciones contra el régimen

Trino Márquez's picture

El régimen, como de costumbre, trata de distraer la atención diciendo que las sanciones acordadas por el gobierno norteamericano apuntan a agredir al pueblo venezolano. Esta mentira no soporta el menor análisis. Las medidas están concebidas para castigar los jerarcas del régimen y sus testaferros, únicos enriquecidos con los bonos y demás papeles emitidos por el Estado venezolano.

La podredumbre del régimen vista por la Fiscal

Trino Márquez's picture

El régimen pagará un costo muy alto por destituir a la fiscal Luisa Ortega Díaz, allanar su residencia y ordenar su captura, sin que tal orden, además, tenga ninguna consecuencia internacional. La Fiscal legítima y única de los venezolanos, veterana militante política de la izquierda, optó por revelar lo que ya se sabía: la descomposición de una casta que utiliza todos los mecanismos del Estado para concentrar poder y enriquecerse de manera obscena.

Las Fuerzas Armadas con un país

Trino Márquez's picture

Desde 1958 hasta febrero de 1999, cuando Hugo Chávez se instala en Miraflores, Venezuela fue un país -una República, para ser más exacto- que contaba con unas Fuerzas Armadas encargadas de defender por aire, mar y tierra la soberanía nacional, resguardar las fronteras nacionales y garantizar la paz en el caso de que se desataran conflictos que no pudiesen ser controlados por la policía o la Guardia Nacional. Con el actual régimen esa ecuación se invirtió: desde hace casi dos décadas son las Fuerzas Armadas las que tienen un país bajo sus órdenes.

La nueva etapa de la lucha por la democracia

Trino Márquez's picture

Con la instalación de ese adefesio que es la asamblea nacional constituyente, en realidad una reunión ampliada de la dirección nacional del Psuv, se inicia una nueva etapa de la lucha que el país ha mantenido a lo largo de casi dos décadas contra el proyecto hegemónico liderado, primero por Hugo Chávez, y desde 2013 por Nicolás Maduro. El objetivo de esa infatigable pelea ha consistido en preservar la democracia en los pocos espacios que han ido quedando.

Expresión soberana sin TSJ ni CNE

Trino Márquez's picture

El madurismo quisiera que en la Constitución de 1999 hubiese un artículo en el que se leyera: “El día 16 de julio del año 2017 será posible que el pueblo venezolano, convocado por los dirigentes opositores, realice una consulta para responder si está o no de acuerdo con la constituyente comunal convocada por el presidente Nicolás Maduro, sin haber solicitado previamente la opinión de los ciudadanos”.

Maduro: armas contra votos

Trino Márquez's picture

La frase se volvió viral: “Lo que no se pudo con los votos lo haríamos con las armas”, dijo Nicolás Maduro frente a un grupo de jóvenes oficialistas. En esos términos se expresó el mandatario venezolano el mismo día que las Farc daban por concluido formalmente el enfrentamiento armado que durante cinco décadas sostuvieron contra el gobierno neogranadino.

¿Dónde está el chavismo constitucional?

Trino Márquez's picture

La fiscal Luisa Ortega Díaz reafirma frente a los medios de comunicación su condición de chavista, cada vez que tiene la oportunidad de hacerlo. Considera a la Constitución de 1999 uno de los legados más importantes del fallecido fundador del proceso bolivariano. A partir del principio según el cual “la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo… quien la ejerce… mediante el sufragio” (Art. 5) y de la progresividad de los derechos, ha denunciado el carácter fraudulento de las bases comiciales presentadas por Nicolás Maduro para convocar la Asamblea Nacional Constituyente.

La antipolítica del gorila

Trino Márquez's picture

En la jerga política del planeta se ha popularizado el vocablo antipolítica para designar a esos sectores que consideran que la política es una actividad demoníaca, indigna y censurable. Todos los políticos son unos ladrones, sentencian esos descontentos. Son corruptos, truenan las voces de esas almas que pretenden situarse por encima del bien y el mal. Esta forma de antipolítica resulta un poco naíf, tonta.

Maduro: Esa constituyente no

Trino Márquez's picture

Las asambleas nacionales constituyentes (ANC) son convocadas por los movimientos revolucionarios o los partidos victoriosos, luego de períodos de confrontación con el orden establecido, en los que las fuerzas triunfantes demuestran que los sectores políticos derrotados debían ser sustituidos por una fuerza renovadora y novedosa. Luego el movimiento emergente, mediante un nuevo texto constitucional aprobado por la mayoría, legaliza e institucionaliza el modelo de Estado y sociedad planteado por esa fuerza de cambio.

Constituyente para imponer la dictadura

Trino Márquez's picture

Ahora está apreciándose el alcance de la formación leninista recibida por Nicolás Maduro en Cuba durante sus años juveniles. La proposición de imponer la Asamblea Nacional Constituyente persigue trasladar a Venezuela el modelo fidelista, el cual, tropicalizado, es el esquema de Estado revolucionario expuesto por Lenin en El Estado y la revolución, panfleto escrito pocos meses antes de que los bolcheviques asaltaran el poder en Rusia. Ya Lenin había elaborado en textos propagandísticos anteriores su tesis de todo el poder a los soviets (consejos) de obreros y campesinos.

Elecciones generales o gobierno de transición

Trino Márquez's picture

Vladimir Padrino López y Nicolás Maduro, probablemente en ese orden, son los responsables fundamentales de la escalada represiva desatada en Venezuela desde comienzos de abril. Otros actores dentro de la trama ocupan posiciones secundarias. El ministro de Relaciones Interiores y los comandantes de la Guardia Nacional y la Policía Nacional apenas son amanuenses relegados a cumplir las órdenes provenientes de la cúpula, entre ellas dejar que actúen con impunidad los grupos paramilitares financiados por el régimen.

19 de abril: desafiada la dictadura

Trino Márquez's picture

La imponente movilización del 19 de abril en Caracas y en otras ciudades del país representó un claro desafío al militarismo y al paramilitarismo sobre los que se apoya la mediocre dictadura de Nicolás Maduro. El régimen intentó disuadir a los manifestantes con el anuncio del Plan Zamora, versión aún más sanguinaria que el Plan Ávila. Tomó las entradas a Caracas. Movilizó a las bandas armadas llamadas colectivos. Vladimir Padrino López, convertido en el centurión mayor, se declaró revolucionario.

Pages