Ministros de Finanzas europeos preparan fondo de emergencia anticrisis


Los dirigentes europeos esperan frenar el contagio de la crisis financiera griega con la creación de un fondo de emergencia de ayuda a los países en apuros presupuestarios, cuyo funcionamiento será determinado el domingo por los ministros de Finanzas de la UE. La Comisión Europea trabajaba el sábado a toda máquina para que los detalles del fondo decidido por la cumbre de crisis de la Eurozona, que sesionó hasta pasada la medianoche del viernes, se conozcan antes de la apertura de los mercados financieros el lunes. El ejecutivo de la Unión Europea (UE) "trabaja sobre la proposición que hará al Consejo (de ministros de la UE) de un mecanismo de estabilización europea destinado a preservar la estabilidad financiera de Europa", dijo un portavoz de la Comisión.

La Comisión se va a reunir a las 13H00 (11H00 GMT) del domingo para "discutir y adoptar" ese proyecto, que será presentado luego en la reunión de urgencia de los ministros de Finanzas de los 27 países de la UE.

Los ministros de Finanzas deben aprobar el dispositivo, que se basará en empréstitos contraídos por la Comisión Europea.

La inquietud relativa a la capacidad de algunos países europeos de ordenar sus finanzas y reembolsar sus deudas provocaron sobresaltos en los mercados financieros y debilitaron al euro.

También el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo estar "muy preocupado" por la crisis financiera griega y su impacto en las economías europeas, en una entrevista difundida el sábado.

"Estoy muy preocupado por lo que está pasando en Europa", dijo Obama al canal ruso Rossiya en una entrevista realizada el jueves en la Casa Blanca.

"Pero creo que es un tema que los europeos reconocen que es muy serio. Grecia está adoptando algunas medidas muy difíciles, al menos han implementado un plan que implica medidas difíciles. Y si podemos estabilizar Europa eso será bueno para Estados Unidos y eso será bueno para Rusia también", añadió Obama.

Esta tormenta financiera, que a muchos expertos recuerda la crisis financiera consecutiva al derrumbe de los "subprime" (créditos hipotecarios de riesgo) en 2008 y podría amenazar la incipiente reactivación económica, fue alimentada por la decisión de los europeos de prestar miles de millones de euros a Grecia para poder cumplir con sus vencimientos de deuda.

"De aquí al domingo instalaremos una línea de defensa de la zona euro impermeable" de forma tal que esté lista antes de la apertura de los mercados el lunes por la mañana, dijo el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

Por su parte, el jefe del gobierno italiano Silvio Berlusconi adoptó un tono marcial para decretar "el estado de urgencia", mientras que el presidente francés Nicolas Sarkozy llamó a una "movilización general".

Los dirigentes de la Eurozona se comprometieron además a "reforzar el Pacto de Estabilidad", el instrumento que limita los déficit públicos de los diferentes países, con un sistema "de sanciones más eficaces".

Los dirigentes de la Eurozona se comprometieron a "acelerar" los esfuerzos de reducción de déficit en los próximos años, para tranquilizar a los mercados sobre la fortaleza del euro.

El primer ministro portugués José Socrates, cuyo país preocupa a los mercados, anunció el viernes su intención de reducir el déficit de 2010 a 7,3% del PIB (contra 8,3% previsto hasta ahora), aplazando numerosas inversiones públicas.

Algunos dirigentes, como Sarkozy y la canciller alemana Angela Merkel, cuestionaron la especulación en los mercados, acusada de agravar la crisis, y amenazaron con aplastarla.

La creación del fondo de apoyo a los países en dificultad "constituye una señal clara contra los que especulan contra el euro", dijo Merkel.

En su declaración final, los 16 dirigentes de la Eurozona afirmaron "la necesidad de avanzar rápidamente en la regulación y la supervisión de los mercados financieros" para enfrentar la especulación. AFP

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal