Nuevo sistema cambiario en Venezuela restringe acceso a divisas


Venezuela implementó este miércoles un nuevo sistema de compraventa de divisas para combatir la especulación en el mercado paralelo del dólar, que, según expertos, restringirá el acceso al billete verde y no presentará una oferta suficiente para satisfacer la demanda. El precio del dólar en este nuevo mercado fluctúa en bandas fijadas por el Banco Central (BCV) que están por encima de los dos valores oficiales del billete verde: 2,6 bolívares, reservado fundamentalmente para importaciones prioritarias y 4,3 bolívares para el resto. En las operaciones de este miércoles, el dólar tenía un valor máximo de 5,3 bolívares. La "absoluta discrecionalidad del BCV es ya una limitación que desestimula la participación (...). Es una restricción mayor al acceso a las divisas", dijo a la AFP el economista Luis Zambrano.

El nuevo sistema sustituirá el mercado del llamado dólar permuta, basado en la compraventa de títulos de deuda y bonos del Estado, cuyo precio se había disparado. Comerciantes, empresas que deseaban repatriar beneficios, compañías que tenían deudas con proveedores o querían agilizar sus importaciones, viajeros y ciudadanos que deseaban ahorrar en dólares en un momento en que el bolívar pierde valor usaban este mercado.

Para el economista de la firma Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, la primera gran restricción del nuevo sistema se produce por la obligación de contar con una cuenta en el extranjero para acceder a él. El dólar "va a fluir sólo para este grupo de privilegiados", dijo.

Además y según el presidente del BCV, Nelson Merentes, los venezolanos únicamente podrán comprar los títulos "por necesidad" y será el ente público quien la determine y rechazará aquellas operaciones que "apunten a la especulación".

Para el diputado oficialista Ricardo Sanguino, el nuevo sistema es "mucho más transparente" y "logrará estabilizar los precios de bienes y servicios".

El gobierno ha entregado en promedio este año 62 millones de dólares diarios para importaciones, según cifras oficiales, pero no bastaron para satisfacer la demanda de dólares en este país petrolero que depende de sus compras en el exterior.

Según los analistas, en el mercado permuta se negociaban diariamente 80 millones de dólares, de los cuales unos 32 millones se destinaban a importaciones. Es decir, un 40% del volumen total de compras en el exterior de Venezuela pasaba por este mercado.

Comprar productos con un dólar más caro que el oficial se traduce en una altísima inflación en el país, que llegó a 31,2% en los últimos doce meses.

Previendo una demanda creciente de dólares y una reducida oferta de moneda extranjera dentro de este sistema, los expertos dan por sentado un impulso del penalizado mercado negro.

"No va a funcionar porque no hay suficientes divisas", declaró a la AFP Angel García, experto en Economía de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Según Ecoanalitica, la demanda de dólares estará este año entre 15.000 y 17.000 millones y Merentes estimó que el nuevo sistema atenderá una demanda de entre 5.000 y 6.000 millones de dólares anuales.

Esta brecha "va a tener un impacto muy fuerte en la economía, sobre todo en desabastecimiento e inflación", dijo Oliveros.

Por último y según Zambrano, el nuevo sistema fija implícitamente un tercer precio "oficial" para el dólar en Venezuela, seis meses después de la devaluación del bolívar.

El gobierno "ha constatado los problemas en la disponibilidad de divisas y crea un sistema con cuatro tipos de cambio: tres oficiales y uno negro", señaló el experto, refiriéndose al mercado totalmente ilegal de cambio, que según expertos ganará peso pese a que la ley prevé multas y hasta penas de cárcel.

Sin embargo, Merentes consideró "incorrecto" hablar de una nueva devaluación del bolívar, ya que el volumen que se negociará en este nuevo mercado es pequeño comparado con las transacciones realizadas a 4,3 bolívares por dólar. AFP

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal