Niña de 13 años violada por su padre dice que no abortará


Una niña brasileña de 13 años que quedó embarazada tras ser violada por su padre el pasado mes de noviembre aseguró hoy que no abortará, informó una fuente oficial vinculada al caso.

Esta historia salta a la luz tan sólo 13 días después de que una niña de nueve años violada por su padrastro en el estado de Pernambuco abortase los gemelos que esperaba tras someterse a un proceso legal en un hospital público de Recife (nordeste).

Este hecho provocó la excomunión de los médicos que realizaron el aborto por parte del Arzobispado de Olinda y Recife, lo que dio lugar a una polémica en la que se involucraron desde el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, que lamentó "profundamente" la actitud de la Iglesia en torno al caso, hasta el Vaticano.

"No hay riesgo de que exista la misma polémica que tuvo lugar en Pernambuco porque la niña no pretende abortar, ella quiere continuar con el embarazo", aseguró Lindidalva Batista, consejera tutelar de la menor de 13 años de Guaratinga, en el estado de Bahía (nordeste).

La menor, que se encuentra en el cuarto mes de embarazo, aseguró que sufrió abusos sexuales por parte de su padre desde la muerte de su madre, hace cerca de un año y medio.

Batista acompañó a la pequeña al Instituto de Criminalística de Porto Seguro para realizar los exámenes periciales que confirmaron la violencia sexual y posteriormente a un médico para hacer las ecografías necesarias y conocer el estado de salud tanto del bebé como de la madre.

"Ella no hizo ningún tipo de preparación al parto pero ahora que tengo yo su custodia haremos todo tipo de visitas médicas para que no tenga problemas durante el embarazo", apuntó la responsable de la menor.

En cuanto al padre, la Policía Civil de Guaratinga lo detuvo el miércoles de la semana pasada tras haber confesado a los agentes que había abusado de su propia hija.

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal