El chavismo asegura que los medios privados no han aprendido la lección tras el golpe en 2002

Periodistas simpatizantes del Gobierno de Hugo Chávez y miembros del oficialismo recordaron hoy el noveno aniversario del golpe con un juicio simbólico a los medios privados.

Izarra señaló que los días 11, 12 y 13 de abril de 2002 los canales, radios y periódicos decidieron no transmitir lo que estaba sucediendo en las calles de la capital como parte de un "silencio mediático", que, en su opinión, se observa hoy también en escenarios internacionales.

La periodista y diputada del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Tania Díaz llamó a los comunicadores y creativos afines al Gobierno a "conformar un potente medio de agitación y propaganda" y conformar el "Frente de comunicadores del polo patriótico".

"Estamos llamando (...) a todos los que crean que desde su trinchera puedan dar la batalla y constituir ese gran ejército que nos va ayudar a vencer la comunicación del imperio", dijo Díaz.

La periodista llamó a hacer una "guerra de guerrillas" en la que cada ciudadano actúe desde su espacio para hacer frente a los programas que llegan "preparados" desde Estados Unidos y que son transmitidos en medios locales, dijo.

En el acto estuvieron presentes personas que participaron en las manifestaciones que tuvieron lugar el día 13 de abril de 2002 para exigir el regreso al poder de Chávez, derrocado dos días antes tras incidentes que se cobraron la vida de 19 personas y dejaron más de 300 heridos.

Carmen Quintero, quien se trasladó hasta Miraflores ese día, afirmó que la actuación de los medios de comunicación privados debe ser juzgada "porque todos se unieron para hacer el golpe", y aseguró que hay que "enseñarles que tienen que decir la verdad".

El 11 de abril de 2002, se produjo un golpe de Estado que derrocó al presidente Chávez durante casi 48 horas.

Ese día, miles de manifestantes de oposición que se dirigían a la sede del Gobierno para pedir la salida de Chávez fueron atacados, al igual que los simpatizantes del presidente, por francotiradores y policías metropolitanos, que mataron a 19 personas.

Miembros del alto mando militar invocaron esas muertes para desconocer la autoridad de Chávez a través de una declaración que fue grabada, según se supo después, cuando todavía no había empezado la masacre.

En mayo de 2003, la ONG internacional Reporteros sin Fronteras (RSF) indicó en su informe anual que algunos patrones de prensa "llegaron incluso a avalar el golpe de Estado" de abril de 2002, y revela una supuesta reunión entre sus directivos y el presidente "de facto", Pedro Carmona. EFE

Categoria: