Descubren un asteroide que podría estrellarse contra nuestro planeta

El asteroide fue identificado mientras estudiaban imágenes obtenidas el 16 de septiembre. Aquel momento 2010 ST3 se hallaba a unos 32 millones de kilómetros de la Tierra. Se espera que para mediados de octubre se habrá aproximado aún más, a una distancia de 6,4 millones de kilómetros.

Los expertos precisan que los objetos de ese diámetro no suelen presentar una amenaza seria y se descomponen en la atmósfera de la Tierra. Sin embargo, uno de los participantes del proyecto, Robert Jedicke, comenta que sigue existiendo una posibilidad mínima de que en el año 2098 el asteroide pueda estrellarse contra el Planeta Verde, con lo cual los científicos continuarán observando el objeto celeste.

Jedicke subrayó que el descubrimiento de 2010 ST3 es una prueba muy clara de que Pan-STARRS será el sistema más sensible entre los que existen hoy en día. Acentuó que ningún otro sistema destinado a registrar los asteroides potencialmente peligrosos habría podido descubrir un objeto de este diámetro a una distancia de 32 millones de kilómetros.

El proyecto Pan-STARRS sigue en desarrollo. Está programado que la versión final esté compuesta por cuatro telescopios de 1,8 metros ubicados en una plataforma común con cámaras digitales y una capacidad de 1,4 GPX. Por el momento ha sido lanzado en funcionamiento el primero de los cuatro telescopios programados, PS1, administrado por la Universidad de Hawái. Está colocado en la cima del volcán apagado Haleakala, en la isla de Maui, la segunda más grande en el archiepiélago de Hawái.

Pan-STARRS es un proyecto internacional conjunto del Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawái, el Laboratorio Lincoln del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), el Centro de Computación de alto rendimiento de Maui y la Science Applications International Corporation. Las Fuerzas Aéreas de EE. UU. están financiando la construcción de los telescopios.

El objetivo inmediato del proyecto es descubrir y caracterizar nuevos objetos en el cinturón de asteroides, cinturón de Kuiper, los centauros, cometas, los asteroides troyanos de Júpiter, Saturno, Uranio y Neptuno, las estrellas variables, supernovas y exoplanetas.

Fuente: http://actualidad.rt.com/ciencia_y_tecnica/cosmos/issue_14546.html?rc=1

MA