Henry Ramos Allup: Corrupción millonaria de boliburguesía con la complicidad de funcionarios

El secretario general del partido AD también habló de exhibición desmedida de las riquezas obtenidas, entre las que citó "aviones, helicópteros, yates, inmuebles, caballos de carreras" y otros instrumentos de ostentación.

"Mientras el mercado está deprimido por la crisis mundial estos bichos de la 'boliburguesía' están activando el mercado de juguetes caros", señaló Ramos.

También explicó que uno de los mecanismos utilizados para fraguar estos "desmanes" ha sido la compra de pequeños bancos y aseguradoras que les han servido para "legitimar" fondos y colocar remesas de dólares en el exterior de manera institucional y no personal.

Ese modalidad les permitió a los "boliburgueses", según Ramos, evadir las normas internacionales que exigen a las personas explicar el origen de los fondos movilizados cuando las cantidades son importantes.

En ese marco, indicó, se inscribe la reciente intervención de cuatro bancos privados cuyo principal directivo, Ricardo Fernández, es una de las piezas clave de la trama y fue detenido tras las irregularidades detectadas en las entidades intervenidas.

El dirigente opositor comparó las recientes acciones oficiales contra algunos de los implicados en esta trama de corrupción con la pretensión de "curar un cadáver" porque a estas alturas "el daño está hecho y es irreparable".

Añadió, además, que si se han dado algunos pasos contra los corruptos, como la intervención de los cuatro pequeños bancos, no ha sido por voluntad del Gobierno sino por la "guerra por el poder" desatada entre grupos del "chavismo", que "se comportan como las mafias de Chicago".

Entre los nombres del oficialismo que Ramos citó en sus denuncias están los del hermano del presidente, Adán Chávez, a quien llamó el "gran padrino" de Ricardo Fernández, el principal accionista de los bancos intervenidos, y a Arné Chacón, hermano del ministro de Tecnología, Jesse Chacón.

El dirigente opositor señaló que su exposición solo se refirió a lo "grueso" del problema y ofreció suministrar detalles y documentos del "complejo entramado" a quienes quieran profundizar en el caso.

Anunció que no se molestarán en llevar las denuncias a la Fiscalía porque lo revelado hoy era ya conocido, y explicó que uno de los objetivos perseguidos es que desde el Gobierno "no puedan decir que no las conocían, aunque las conocían".

Entre las excentricidades de los "nuevos ricos" de la revolución bolivariana, denunciadas por la prensa, Ramos recordó la referida al pago de 20.000 euros por unas botellas de vino "Petrus", hace pocas semanas, durante una celebración. EFE

Categoria: