El Papa califica los atentados de Noruega de "actos de violencia sin sentido"