La actriz mexicana Salma Hayek se considera "una chica de campo"

La afirmación, que causó risas de incredulidad, fue refrendada por su compañera de reparto, Maya Rudolph ("Away We Go", 2009).

"No puedes enviar un correo electrónico a Salma, dice que no sabe lo que es eso", sentenció Rudolph.

Hayek indicó que hasta ahora había sido "reacia" a los ordenadores y que su esposo consiguió finalmente atraer su atención sobre la informática mediante la versión digital de un conocido juego de habilidad numérica al que ella es aficionada

"Empecé jugando al Sudoku y luego aprendí el resto de cosas. Ahora estoy metiéndome en esto", añadió la actriz, quien se consideró "una chica de campo".

"Grown Ups", la primera comedia familiar de alto presupuesto de Hayek en Hollywood, permitió al equipo de estrellas del rodaje con Adam Sandler, Kevin James y Chris Rock a la cabeza, combinar su vida personal y laboral, y llevar a sus hijos a los lugares de grabación cerca de un lago donde "se lo pasaron muy bien", explicó la actriz.

Muy centrada en su familia, la mexicana llegó a cambiarse su apellido durante la película por el de Pinault a sugerencia de su hija Valentina Paloma Pinault, de dos años y medio, de quien dijo estar inquieta por su falta de credulidad.

"Estoy preocupada porque no cree en Santa Claus. Ella no lo acepta (como real) ¡No importa lo que le diga!", exclamó la intérprete.

"Yo me niego a tirar la toalla. Creo que quizá aún tiene dudas sobre (la existencia de) las hadas. Tengo la esperanza de que igual es muy pequeña para creer en Santa Claus y que en un año más o menos creerá en ello porque es bueno para chantajearla: 'Si no haces esto Santa Claus no te traerá nada'", bromeó.

Hayek señaló que ella se enfadó "mucho" cuando le contaron la verdad sobre Santa Claus.

"Grown Ups" cuenta en clave de humor un reencuentro de unos amigos de la infancia que deciden pasar juntos y con sus familias un fin de semana en un lago para recordar viejos tiempos.

El filme se estrenará el 25 de junio en EEUU. EFE