¡Increíble! Apaga una hilera de velas con un golpe de kung-fu (Video)

Pero… ¿es posible proyectar esta energía en el mundo real? O por plantearlo de una manera más concreta: ¿Es posible realizar el Hadouken en la vida real? Este vídeo grabado por un artista marcial chino nos demuestra que sí, que es posible hacer algo parecido. Aunque quizá no es el “chi” la clave de todo esto. ¿O sí?

Chen Jia, de 23 años y natural de Zhengzhou, China, se obsesionó con 15 años con este tipo de técnicas, y como los grandes héroes del kung fu, se ha pasado 8 años entrenando los movimientos que le permiten apagar toda una fila de velas de un solo golpe, cubriendo una distancia de hasta dos metros.

Jia confiesa que no es el inventor de le técnica. Ni mucho menos: en realidad la descubrió navegando por internet, bajo el florido nombre de la “mano de rayos solares de Shaolin”. Fascinado por este golpe, comenzó a entrenarlo, y afirma que es imposible sin concentrar debidamente su chi. No se trata sólo de fuerza explosiva.

Aún así, el nivel de concentración y exigencia física necesario para enviar el aire con esa potencia es muy alto, y Jia apenas puede hacer el golpe unas cuantas veces seguidas. En demostraciones ante el público, queda patente que tras unos golpes ya llega con mucha menos fuerza. Posiblemente haya “quemado todo su cosmos”, que decían en Los caballeros del zodíaco.

La técnica de la “mano de rayos solares” no es sino la primera de las múltiples “72 habilidades incomparables de Shaolin”. Pero si hacemos lo mismo que nuestro amigo y buscamos estas habilidades en internet, no aparece referencia alguna. Ni tampoco a esta técnica en cuestión. Al menos en “cristiano”, claro.

No es de extrañar que haya quién le acuse de farsante. Un maestro de kung fu de la misma región, llamado Zhang, comenta en Youtube que esa técnica no existe y que es todo invención del chico. Otros afirman que un boxeador también puede hacer cosas semejantes sin dominio del chi.
En todo caso, y si queréis practicar el tema, hay algunos trucos: utilizar velas con cuerpo grueso y que estén recién encendidas, cosas que parece hacen el ejercicio más fácil.

La última pregunta que nos queda por resolver es la utilidad que puede tener una técnica semejante en combate. Nosotros, como en el fondo somos unos románticos, queremos pensar que, a base de entrenar y entrenar, al final podremos derribar a un adversario a distancia y sin tocarlo. Como en los dibujos.

Fuente: http://www.cookingideas.es/apaga-una-hilera-de-velas-con-un-golpe-de-kun...

DJ

Categoria: