¡Nunca fue un vestido!

¡Nunca fue un vestido!

La creadora se llama Tania Katan y con esta nueva señalética ha querido jugar a cambiar un poco la percepción social que se tiene de los baños femeninos. Caracterizar a la mujer como un superhéroe es un gesto divertido y transgresor, que apunta a aprender a mirar las cosas con otros ojos. Estos signos son figuras que vemos diariamente, pero rara vez nos detenemos en ellas. Katan es una activista que ha combinado algunos de sus talentos para crear este “truco”, para quienes quieran ver en este diseño una broma útil y entusiasta.

Fuente: Upsocl

EP

Categoria: