¡Uy! Ingenieros rusos han detectado una falla en una central nuclear iraní

Rosatom teme que "los restos metálicos puedan ir a parar junto al agua hasta el reactor nuclear", lo que sería una amenaza para la seguridad de la instalación, que fue puesta en funcionamiento en agosto pasado.

Por ello, y aunque se trate en realidad de pequeñas virutas de no más de 3 milímetros, los ingenieros rusos han aconsejado a los iraníes que retiren el combustible del reactor para proceder a la limpieza de su interior.

Rosatom no explicó las posibles razones de la avería, aunque algunos expertos apuntan que la central situada a orillas del golfo Pérsico se vio dañada en septiembre durante el ataque informático del virus "stuxnet" contra ese país.

El régimen iraní admitió que varias centrifugadoras, los ordenadores de los ingenieros y miles de direcciones se vieron afectados, pero afirma que la central no se había visto perjudicada.

El pasado sábado, el representante iraní ante el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Alí Asghar Sultaniyé, aseguró que Teherán retiraría provisionalmente el combustible de Bushehr a petición de Rusia.

Sultaniyé agregó que ya se ha informado de la situación al OIEA y recordó que Irán "siempre ha señalado que su prioridad es que la seguridad (de la planta) se ajuste a las normas internacionales".

Tras varios retrasos, Irán anunció el pasado enero que la central de Bushehr, construida por ingenieros rusos, sería conectada a la red de generación de electricidad en abril, pero este nuevo contratiempo podría alargar de nuevo los plazos. EFE

Categoria: