Sobreviviente de la Panamericana: “Nos salvamos porque nos lanzamos por el barranco”

La señora Fuentes relató que el fatídico accidente ocurrió pasadas la 1:30 de la tarde de este jueves, cuando se dirigía con su esposo a Caracas en un vehículo particular.

En medio del nerviosismo, la señora Fuentes se acercó a las autoridades que se encontraban en el lugar del accidente -entre ellos el director general de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), Luis Fernández; el jefe de la Guardia del Pueblo, Miguel Vivas Landino, y el director general de Protección Civil y Administración de Desastres, Luis Díaz Curbelo- para dar a conocer su experiencia.

Luego de identificarse, Fuentes declaró a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN) que lograron sobrevivir al accidente junto a otro importante grupo de personas porque decidieron bajar por el barranco que bordea a la Panamericana.

Las explosiones eran una tras otra

Explicó la señora Fuentes que mientras bajaban por la vía, vieron la gandola, que se encontraba encunetada y derramando el combustible aún sin explotar, cuando, inmediatamente, a unos metros, venía subiendo una unidad de transporte público y en ese instante explotó. Una llamarada se extendió a través del combustible derramado, donde estaba la gandola y otros vehículos, para luego producirse múltiples explosiones.

"Estábamos dentro del carro bajando por la Panamericana cuando vimos la explosión del autobús y, en seguida, vimos cuando el fuego venía subiendo de regreso a la gandola a una velocidad muy rápida. La propagación de la gasolina generó combustión en un autobús de un transporte público; ahí quedaron muchas personas calcinadas. Luego vimos las explosiones consecutivas de los demás vehículos, venía una más fuerte y otra y otra, nosotros no teníamos hacia dónde correr, estábamos en el perímetro de la explosión y el fuego estaba muy cerca de nosotros", relató Fuentes.

"Las personas que sobrevivimos fue porque nos lanzamos por el barranco. Ahí nos encontramos en los bordes de la Panamericana y entre todos fuimos abriendo camino y llegamos hasta el Hipódromo donde fuimos atendidos por Protección Civil y los Bomberos", agregó.

Por su parte, el señor Héctor Reyes, esposo de Mariana, comentó que al momento de las explosiones entraron en pánico, pero "gracias a Dios logramos escapar con tiempo".

"Venía con mi esposa bajando la Panamericana sentido a Caracas y vemos carros que nos hacen cambio de luces; como la carretera estaba mojada deducimos que había un accidente. Del lado subiendo hacia San Antonio de Los Altos había una gandola con gasolina que estaba encunetada, no había mucho flujo de carros y como a 500 metros venía un autobús y de repente explotó".

"Vimos gente que se lanzaba del autobús y de los carros, y subieron hacia donde estábamos nosotros, en ese momento vimos que no había carros hacia atrás y yo he podido irme en retroceso pero preferí quedarme con las señoras y niños que estaban ahí", comentó el señor Reyes.

Reyes manifestó a las autoridades que, por lo que logró ver, la gandola que trasportaba el combustible no iba a exceso de velocidad. "Por lo que logré ver, la gandola no venía en exceso de velocidad ni nada, se ve que mordió la cuneta y se recostó al cerro, derramó líquido y cuando venía el autobús prendió inmediatamente".

Sobrevivientes del autobús

La señora Mariana Fuentes, quien se desempeña profesionalmente como registradora principal del estado Miranda, detalló que entre el grupo de sobrevivientes que lograron bajar hasta el hipódromo se encontraba una mujer embarazada, niños, niñas e incluso personas que venían en el colectivo de pasajeros que explotó y que aún quemadas lograron salir y bajar para ser llevadas a los centros hospitalarios.

"Hubo sobrevivientes del autobús porque salieron y aún quemadas bajaron con nosotros", resaltó. Fuentes agradeció la atención inmediata que brindaron los funcionarios de los organismos de seguridad frente al lamentable accidente, donde resultaron 13 personas fallecidas y más de 20 heridas, aunque aún no se conocer la cifra exacta.

"La atención de los bomberos, de Protección Civil, de la Policía Nacional fue inmediata. La respuesta fue evidente para los sobrevivientes que estábamos asustados para el resguardo de nuestra integridad física. Lamentablemente no se pudieron salvar más vidas porque la velocidad del fuego no lo permitió".AVN

Categoria: