Un accidente de Petrobras derrama unos 160 barriles de crudo en el Atlántico

La empresa brasileña precisó que esta mañana detectó una fractura en la columna de extracción del navío-plataforma FPWSO Dynamic Producer, en un pozo situado a 300 kilómetros de la costa en la cuenca petrolífera de Santos (estado de santos), a una profundidad de 2.140 metros, según un comunicado.

El navío realiza un test en la zona en la que se encuentran las reservas de crudo del presal, bolsas de petróleo situadas en aguas muy profundas del Atlántico bajo una capa de sal que puede alcanzar los dos kilómetros de espesor en algunas áreas.

El pozo dañado se encontraba en producción y, tras la rotura, cuyas causas están siendo investigadas, el sistema de seguridad lo cerró automáticamente, agregó la compañía, que calculó en 160 barriles la cantidad derramada.

De acuerdo con la empresa, "no hay posibilidad de que el petróleo llegue a la costa brasileña" y el incidente se ha comunicado a la Marina, a la Agencia Nacional de Petróleo (ANP) y a los órganos medioambientales.

El accidente llega después de que el pasado jueves Transpetro, la subsidiaria de transporte de combustibles de Petrobras, detectara un vertido de crudo durante una operación de descarga en aguas del litoral del estado de Río Grande do Sul, en el sur del país.

En esa ocasión la compañía no ofreció cifras sobre la cantidad derramada.

En noviembre pasado, un pozo de la petrolera Chevron causó un vertido calculado en 2.400 barriles de crudo por la multinacional, aunque algunas autoridades brasileñas lo elevaron hasta los 15.000 barriles.

El vertido, que desató una oleada de críticas en Brasil y la apertura de varias demandas judiciales contra la petrolera, se registró en un pozo del Campo de Frade, situado en aguas profundas del océano Atlántico frente al litoral del estado de Río de Janeiro. EFE

Categoria: