Sobre los disturbios en Barcelona, España: 'Los límites se están sobrepasando'

Mas ha subrayado que, aunque no estaba en España durante los incidentes, se ha mantenido informado "de las incomodidades que le han supuesto a mucha gente que intenta hacer vida normal". El presidente catalán ha defendido que "la protesta civilizada es obviamente legítima", pero que en las acciones de ayer detecta situaciones inadmisibles.

"Hago un llamamiento a entender la situación", ha dicho, consciente de que su Gobierno es uno de las principales dianas de los manifestantes por la política de recortes que está llevando a cabo desde que llegó al poder, hace poco más de un año. "Las decisiones difíciles no se toman por gusto", se ha justificado. "Hay que tener prudencia, moderación y serenidad, y mantenerse dentro de un orden. No se pueden perjudicar los intereses de otra gente, que son la mayoría del país", ha afirmado.

Puig habla de 'profesionales de la violencia'

El conseller de Interior de la Generalitat, Felip Puig, ha asegurado este jueves que los incidentes en la huelga de estudiantes en Barcelona tienen "muy poco que ver" con el derecho a la manifestación, y que los actos violentos impiden que mucha gente pueda manifestarse con normalidad.

En declaraciones a 'Catalunya Ràdio', ha pedido separar los violentos de la mayoría de estudiantes que se manifestaron con normalidad.

Ha asegurado que entre los manifestantes se infiltran "profesionales de la violencia", que intentan alterar el sistema de valores, mientras que otros se dejan llevar por el anonimato y la multitud apuntándose a la "fiesta de los alborotos".

La protesta de estudiantes del miércoles se saldó con 12 detenidos -dos de ellos menores de edad-, 12 heridos -siete de ellos agentes de los Mossos d'Esquadra- y numerosos daños materiales en la ciudad de Barcelona.

Los detenidos pasarán este miércoles a disposición judicial, y el conseller Puig ha asegurado que ante posibles convocatorias para este jueves las fuerzas de seguridad intentarán que todo se conduzca con la mayor normalidad.

El PP no ve perjudicada la imagen de Barcelona

Por su parte, la presidenta del PP en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, no cree que los altercados de ayer perjudiquen la proyección internacional de Barcelona. Es más, la 'popular' ha asegurado en el transcurso de una visita al Mobile World Congress que se trata de una "minoría antisistema muy radical" que ha querido "dar una imagen que no se corresponde con la hospitalidad y la amabilidad" de la ciudad, informa Cristina Rubio.

En este sentido, Camacho ha tachado de "actos vandálicos puntuales" los disturbios producidos durante la jornada de ayer y ha asegurado que la marca Barcelona es demasiado potente a nivel internacional como para verse perjudicada por estos incidentes. Además, la presidenta del PP catalán ha querido defender la actuación policial de los Mossos d'Esquadra y ha lamentado los incidentes producidos en vehículos privados y en el mobiliario urbano de la ciudad.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/03/01/barcelona/1330589645.html

DJ

Categoria: