Kamikaze de Bulgaria sería sueco de origen argelino

La policía búlgara, con la ayuda de expertos israelíes y estadounidenses, trató este jueves de avanzar en la investigación del atentado perpetrado en Burgas, que dejó siete víctimas fatales.

Las televisiones búlgaras emitieron imágenes del sospechoso dentro de la terminal del aeropuerto de la ciudad situada en la costa del Mar Negro. Se trata de un hombre de mediana edad que llevaba un carné de conducir estadounidense falsificado y que tenía el cabello largo.

El diario digital Inter-view.info aseguró, sin citar fuentes, que el sospechoso es un sueco de origen argelino llamado Mehdi Muhammad Ghezali, de 33 años de edad. El sitio web publicó dos fotos del terrorista y una supuesta copia de su pasaporte sueco.

El hombre habría estado detenido en la base estadounidense de Guantánamo después de haber estudiado en Pakistán, donde fue detenido por fuerzas estadounidenses bajo la sospecha de ser miembro de la red terrorista Al-Qaeda.

En julio de 2004 fue liberado a petición del gobierno sueco, según la versión del medio sueco, que fue reproducida por varios medios israelíes.

El ministro del Interior búlgaro, Tsvetan Tsvetanov, informó que el ADN del suicida ya fue enviado al FBI, Europol e Interpol para que realicen los análisis pertinentes.

Según fuentes anónimas de la investigación, citadas por el canal bTV, se trabaja en la hipótesis de que el terrorista detonó la bomba, escondida en su mochila, mediante un teléfono móvil, sin necesidad de bajarse o abrir el bolso.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acusó a Irán y al grupo extremista chiíta libanés Hezbollah como autores del atentado y destacó además que el ataque de Burgas se produjo en el 18º aniversario del atentado contra la mutual judía AMIA en Buenos Aires, Argentina.

Ante la prensa, calificó a la milicia libanesa de ser "el largo brazo de Irán" y agregó que "Irán está detrás de la ola de terrorismo, es el exportador de terrorismo número uno".EFE

Categoria: