5 datos para dormir durante el vuelo

5 datos para dormir durante el vuelo

Para evitar llegar destruido y atacado por el jet lag, puede tomar en cuenta estos consejos

1. La almohada. No dude en invertir en una buena almohada de viaje, ya que esta evitará que su cabeza rebote de un lado para otro, una vez que haya logrado conciliar el sueño. Hay unas inflables, lo queb le permite guardarla en su carry on sin que haga bulto hasta que la necesite, pero no son muy duraderas. Prefiera las firmes, ya que si es demasiado suave no le dará el soporte que necesita.

2. Antifaz y tapones para los oídos. Si es de los afortunados que viaja en primera clase, seguramente le darán un bonito kit con cepillo y pasta de dientes, antifaz, tapones para los oídos y demás. Pero si pertenece a la mayoría (los de clase Turista) considere llevar su propio antifaz y tapones. En realidad hacen mucha diferencia. Aunque en los vuelos largos la tripulación 'crea' una noche aritficial pidiendo que se cierren las ventanillas y apagando las luces, muchas veces el vecino está leyendo o viendo una película y la luz le impide dormir, por eso es necesario taparse los ojos.

3. Comer antes de intentar dormir. La somnolencia natural que “ataca” despues de la comida, puede ser su gran aliada para conciliar el sueño. Normalmente, en los vuelos muy largos, no tardan demasiado en servir el primer alimento. No trate de dormir antes, espere viendo una película, leyendo o charlando antes de que sirvan y dispóngase a dormir después de terminar. En los vuelos internacionales, generalmente sirven vino o cerveza para acompañar la comida o la cena; si le gusta cualquiera de estas dos bebidas, pídalas para que le dé aún más sueño.

4. El frío. Generalmente el aire acondicionado en los aviones es helado y, si no entra en calor, le será muy difícil dormir. Las mantas que ponen en el asiento muchas veces no alcanzan a cubrir por completo, así que lleve una chaqueta cómoda (las de pluma son ideales) y una bufanda o pashmina.

5. Pastillas. En lugar de tomar una pastilla para dormir, las cuales –si no está habituado a consumirlas– le harán muy difícil despertar. Tome mejor una píldora para el mareo (siempre y cuando no sea alérgico a sus componentes). Estas lo van a relajar y producirle una ligera somnolencia, la cual, combinada con los anteriores preparativos lo ayudarán a dormir al menos unas cuantas horas.

Fuente: El Nacional

IR

Categoria: