Skip to main content
Adolescente venezolano convierte sus angustias en caricaturas

Adolescente venezolano convierte sus angustias en caricaturas

En Venezuela, un joven de 16 años se ha convertido en un destacado caricaturista que plasma en sus dibujos el día a día de los ciudadanos en su país, golpeado por una crisis política que suma dos décadas.

"Me meto con la política, porque la política se mete conmigo", es el lema de Gabriel Moncada, estudiante del último grado de secundaria.

Es un adolescente con plena conciencia de las precariedades que atraviesa Venezuela, esas que lo impulsaron a convertir su talento y pasión por el dibujo en una herramienta para la reflexión.

"Poco a poco, me fui dando cuenta de la realidad de mi país, como cada vez salíamos menos, como íbamos menos al cine, como dejábamos de ir a restaurantes, se iba la luz, se iba el agua y decidí expresar todo lo que sentía a través de la caricatura", dice en entrevista con VOA.

Un camino que comenzó cuando tenía 11 años y que lo llevó a ilustrar con crayones unas 150 caricaturas que aún conserva.

Al principio, su madre, una periodista con años de trayectoria en la radio local, no estaba convencida de publicar en redes sociales el trabajo de su hijo, pues era apenas un niño y sus expresiones a través del arte eran, a su juicio, "muy crudas".

"Mis padres, como los de muchos en Venezuela, hacían lo posible para no hablar de política en la casa, ocultar un poco la realidad, pero a medida que iba avanzando la crisis, el deterioro de la calidad de vida, ya era algo imposible de ocultar", relata.

Hoy, Gabriel traza digitalmente sus viñetas, que se publican, semanalmente, en un portal de noticias.

"Poco a poco, con lo que iba reuniendo como hormiguita, con lo que me daban en el cumpleaños y otros aportes, pude comprarme una tableta gráfica de las más básicas", cuenta a VOA.

En septiembre ganó el concurso «Arte y Democracia», organizado por la Organización de los Estados Americanos (OEA) con la caricatura "La democracia es la llave".

“Lo que uno ve en el periódico, en la televisión, son temas que no son para niños, pero que afectan a los niños y a los jóvenes al igual que a los adultos, entonces, ¿por qué no tendría derecho a expresarme y decir lo que pienso?", señala.

No descarta, en algún momento, incluso mostrar sus trabajos en galerías. VOA/ YS (Foto: VOA)