América sigue en su lucha constantemente con el COVID-19

América sigue en su lucha constantemente con el COVID-19

El continente americano sigue aplicando medidas para el control del COVID-19, mientras que los casos aumentan.

Panamá supera los 10.000 casos de COVID-19 y acumula 291 muertes

Panamá superó este jueves los 10.000 casos confirmados de COVID-19 tras 74 días de pandemia, en los que ha acumulado 291 muertes por la enfermedad, siendo el país más afectado de Centroamérica.

El Ministerio de Salud informó este jueves que se dieron 4 muertes y 139 nuevos casos de la enfermedad en las últimas 24 horas, lo que elevó a 291 la defunciones y a 10.116 los contagios confirmados.

Hay 344 pacientes hospitalizados, 278 en sala general y 66 en unidades de cuidados intensivos (UCI), y 3.236 en aislamiento domiciliario con cuadros leves y moderados, de ellos 649 que fueron a hoteles que funcionan como hospitales.

Un total de 6.245 pacientes se han recuperado del COVID-19 en Panamá, que reportó su primer contagio el 9 de marzo pasado, y se han realizado 53.998 pruebas de detección del nuevo coronavirus, 1.287 en las últimas 24 horas.

Del total de test efectuados, el 77 % salieron negativos y un 23 % positivos, que incluyen primeras y segundas muestras para confirmar o descartar la infección.

El Ministerio de Salud informó este jueves que se han recibido 5.000 pruebas rápidas de COVID-19, que serán aplicadas en personas con mayor riesgo de contagio.

También se anunció que para reforzar la lucha contra la pandemia el Gobierno Nacional otorgó una partida de 2 millones de dólares al Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (ICGES).

Se trata de recursos que se destinarán a la adquisición con carácter de prioridad de más pruebas rápidas para así incrementar el tamizaje.

Panamá se encuentra en una cuarentena indefinida vigente desde el 25 de marzo, que restringe por género y a dos horas diarias la movilidad de la población, y desde la semana pasada arrancó con la primera de seis fases o bloques de reactivación económica del país.

El primer bloque, de ventas comerciales en línea, servicios técnicos y mecánica automotriz, y pesca artesanal, lleva abierto desde el 13 de mayo, y se analiza abrir en una fecha aún no definida el segundo bloque, que incluye construcción, industria y minería no metálica, actividades en áreas deportivas y sociales e iglesias.

Argentina alcanza el pico de 648 contagios diarios de coronavirus

Argentina contabilizó este jueves 648 casos nuevos de COVID-19, la cifra más alta registrada en un solo día, lo que ubicó el total de infectados en el país en 9.931, mientras que hubo 13 fallecimientos para un total de 416 muertes desde el inicio de la pandemia.

El Ministerio de Salud informó que la ciudad de Buenos Aires contabilizó hoy 379 casos y la provincia de Buenos Aires tuvo 213 de ellos, por lo que la mayor parte de los nuevos contagios se produjo en esos dos lugares.

El Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que incluye a la capital y el amplio cordón urbano que la rodea y que pertenece a la provincia homónima, concentra el foco principal de contagios por coronavirus en el país suramericano, que se encuentra ante un aumento de su curva de casos desde hace varios días.

En esa zona viven cerca de 13 millones de personas y la cuarentena es allí más estricta que en el resto de Argentina.

Del total de 9.931 contagios que ha tenido el país, el 9,5 % corresponde a casos importados, el 43,6 % son contactos estrechos de casos confirmados, el 31,8 % se trata de casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

Argentina también registró trece nuevas muertes en las últimas 24 horas, las cuales correspondieron a nueve personas de la provincia de Buenos Aires, dos de la ciudad de Buenos Aires y otras dos de Chaco (norte).

Una de las víctimas de la provincia de Buenos Aires tenía apenas 19 años, mientras que el resto de fallecidos de la jornada se encontraba entre los 47 y los 89 años de edad.

Chaco apareció en tercer lugar en cuanto a nuevos casos confirmados, con 34, y ha presentado 694 positivos detectados en total, mientras que Córdoba (centro) tuvo 12 nuevos casos y totaliza 441.

Dos provincias, Catamarca y Formosa, ambas en el norte, continúan sin registrar casos de coronavirus, mientras que otras seis han tenido menos de 15 desde la llegada de la enfermedad a territorio argentino.

Este jueves, 17 de las 24 provincias argentinas no han registrado positivos.

A la fecha, el total de altas otorgadas a personas que han superado el coronavirus es de 2.933.

Argentina comenzó el 20 de marzo su cuarentena y la misma se extenderá al menos hasta el 24 de mayo, y el Gobierno de Alberto Fernández mantiene reuniones durante esta semana para ver cómo continúa el aislamiento social obligatorio.

Uruguay retomará las clases presenciales en junio de manera gradual y voluntaria

El alumnado de Uruguay volverá a las clases presenciales a partir de junio siguiendo un calendario de tres etapas y con asistencia voluntaria, informó este jueves el presidente del país, Luis Lacalle Pou.

"Tenemos un respaldo muy importante de los científicos uruguayos, que elaboraron un protocolo que fue discutido", dijo el mandatario en conferencia de prensa tras reunirse este jueves con el comité asesor en materia de COVID-19.

Uruguay suspendió todas las clases presenciales el 13 de marzo, cuando detectó los primeros casos de coronavirus y declaró la "emergencia sanitaria", y a finales de abril habilitó la vuelta voluntaria a las escuelas rurales de todos los departamentos, a excepción de Montevideo y Canelones, con una asistencia que ronda el 50 %, según detalló este jueves Lacalle Pou.

En primer lugar, el 1 de junio volverán a las aulas los estudiantes de las escuelas rurales de todo el país y, salvo en Montevideo y área metropolitana, los centros de estudiantes con particular vulnerabilidad educativa y social, las escuelas de educación especial y el último curso de Bachillerato y formación profesional (UTU).

El 15 de junio se habilitará la vuelta en los centros de primera infancia y educación inicial (hasta 5 años) de todo Uruguay, así como el último año de Bachillerato y UTU en Montevideo.

También en esta fecha se habilitarán las escuelas primarias y liceos (institutos de secundaria), salvo en la capital y el área metropolitana.

Finalmente, el 29 de junio regresarán a las aulas los estudiantes no incluidos en las etapas anteriores.

Las jornadas educativas serán inferiores a cuatro horas diarias y se escalonará la entrada a los centros para asegurar la distancia mínima, indicó el presidente del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Robert Silva, quien matizó que se discutirá con los centros cómo se dividirán los grupos de enseñanza para que acudan en días diferentes.

Además, el 25 de mayo podrán volver a los centros los integrantes de los equipos docente y directivo, que no se someterán a pruebas de diagnóstico de COVID-19, como sí ocurrió con 300 maestros rurales, salvo que haya indicios médicos para ello.

"Este paso lo damos porque el riesgo es mínimo; si no no lo daríamos", aseguró Lacalle Pou, quien también subrayó que en ningún caso se bajará el nivel de exigencia para pasar de curso "porque es pan para hoy y hambre para mañana".

Según los últimos datos oficiales, Uruguay registra 749 casos positivos por COVID-19 y 20 fallecidos.

Además, en los primeros días de la enfermedad en Uruguay falleció una mujer de 82 años que estaba contagiada pero cuyo deceso, según los facultativos, se debió al cáncer terminal que padecía y en abril murió uno de los tripulantes del barco Greg Mortimer, ingresado, tras su evacuación por problemas respiratorios, en un hospital de Montevideo.

Guatemala reporta 247 nuevos casos de COVID-19, su cifra más alta en un día

Guatemala registró este jueves la muerte de tres personas por coronavirus y contabilizó 247 nuevos casos, la cifra más alta en un día desde que las autoridades detectaron el primer caso el 13 de marzo.

El presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, informó en un mensaje por televisión los tres nuevos decesos, por lo que el país suma 48 fallecimientos causados por COVID-19 y 2.512 contagios en total.

El gobernante indicó que los 247 nuevos casos fueron detectados tras realizar 1.852 pruebas en 24 horas, la mayor cantidad desde que empezaron a procesarse tests en la tercera semana de febrero.

Guatemala rebasó el 13 de mayo la barrera de 100 contagios diarios de coronavirus con 143 nuevos casos y el 14 de mayo, hace una semana, había registrado la cifra más alta en un solo día, 176.

Por tanto, los 247 nuevos casos de este jueves se consolidan como la cantidad más alta diaria desde que el Ministerio de Salud detectó el primer caso el 13 de marzo en un hombre de casi 30 años procedente de Europa.

De acuerdo con Giammattei, Guatemala ha hecho 25.400 pruebas para detectar la COVID-19, es decir 1.415 tests por cada millón de habitantes.

Según diversas fuentes, el promedio del continente ronda las 4.000 pruebas por cada millón de habitantes y los 1.415 pruebas por cada millón dejan a Guatemala con uno de los índices más bajos de la región.

El presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, había ordenado una cuarentena general el 15 de marzo y toque de queda desde el 21 de marzo, pero decidió la "reapertura" gradual del país el 3 de mayo pasado.

La "reapertura", sin embargo, se vio interrumpida el 14 de mayo cuando Giammattei ordenó confinarse por 21 horas diarias viernes, sábado y domingo debido al ascenso de casos.

Actualmente el país se encuentra bajo toque de queda de cinco de la tarde a cinco de la mañana de lunes a viernes, y en confinamiento total para los fines de semana.

El alcalde municipal de Quetzaltenango, la segunda ciudad más grande de Guatemala, Juan Fernando López, pidió el 12 de mayo un confinamiento "total" durante varios días debido al COVID-19, o de lo contrario, "vamos a morir muchos", aseguró ante el aumento de casos.

Al menos 181 funcionarios guatemalteca han contraído la enfermedad entre policías, agentes municipales de tránsito, miembros del sistema de salud y trabajadores de algunos ministerios, de acuerdo con varias fuentes estatales.

Quito alista un centro sanitario para pacientes leves de COVID-19

El Municipio de Quito, capital ecuatoriana, realizó este jueves tests de diagnóstico para coronavirus al personal sanitario que prestará sus servicios en un Centro de Atención Temporal que acogerá desde este viernes a pacientes de COVID-19 con síntomas leves o moderados.

El anuncio sobre el inicio de operaciones del centro "Quito Solidario", instalado en el Centro de Convenciones Metropolitano, una gran edificación que se levanta en un parque del norte de la ciudad, se da en un momento en que las autoridades evalúan la situación de la pandemia en la ciudad, para evaluar la posibilidad de levantar ligeramente las restricciones de la cuarentena.

El secretario de Salud del Municipio capitalino, Lenín Mantilla, indicó a periodistas que el centro atenderá a pacientes a partir de este viernes.

Y comentó que el centro acogerá a personas que hayan sido derivados o dirigidos a ese lugar por las autoridades sanitarias, pues está provisto de equipos para atender a pacientes de coronavirus con síntomas leves o moderados, pero que no requieran hospitalización o el ingreso a unidades de cuidados intensivos.

Precisó que el centro tiene una capacidad instalada de 370 camas, separadas cada uno por paneles especiales, lo que permitirá la atención personalizada de cada paciente.

Pichincha, de la que Quito es capital, es la segunda provincia más afectada en el país por el coronavirus, con 3.054 casos positivos y 239 fallecidos, por debajo de la provincia de Guayas (cuya capital es Guayaquil), que lleva oficialmente 13.482 casos confirmados y 1.284 decesos por COVID-19.

Las autoridades creen que la ciudad aún no ha llegado a lo más alto de la curva de contagio.

Según Mantilla, el próximo 26 de mayo el Ayuntamiento analizará la situación con base en varios parámetros, sobre todo la capacidad de atención sanitaria disponible, el número de casos y la proyección de los niveles de contagio.

Paola Pabón, prefecta de Pichincha, indicó el miércoles que existía una sola unidad de cuidados intensivos en la jurisdicción, por lo que alentó a mantener el confinamiento masivo de la población hasta finales de mayo.

Remarcó que estas semanas son claves para la provincia y para la capital porque se estima que el contagio del coronavirus alcance el pico de la curva.

El equipo del nuevo centro fue sometido a las llamadas pruebas "PCR" para detectar la presencia del virus SARS-CoV-2, que produce la enfermedad COVID-19.

Los test de diagnóstico consistieron en la introducción por la fosa nasal de un hisopo para tomar la muestra de la mucosa y ser analizada en los laboratorios, todo bajo estrictas medidas de seguridad. EFE

EB

Categoria: