Ansa prevé problemas en colocación de alimentos y control en distribución

Ayer Rodríguez dijo a La Verdad que la leche refrigerada también "está presentando problemas" para conseguirse en los establecimientos, así como el cereal que acompaña las carnes del menú venezolano; las razones de la baja las asoció a los controles gubernamentales que no permiten dinamizar la actividad. La escasez y la intervención de las plantas procesadoras por parte del Gobierno -en los últimos días- preocupa a la Asociación Nacional de Supermercados y Automercados (Ansa), que defiende "la libre empresa y libre producción". Comentó que el arroz saborizado y blanco tiene precios diferentes, el preferido es el de mesa porque es el tradicional y de mayor demanda.

Las medidas hasta ahora implementadas han significado para el sector la reducción de los inventarios de producción. Rodríguez explicó que aunque Ansa no es productora sino comercializadora siente las variaciones que se dan en el mercado de alimentos con los productos de la cesta alimentaria. Son los controles de precios, de producción y cuotas de distribución que impone el Gobierno los que estarían afectando el sistema de oferta. Indicó que las cadenas de autoservicios y mercados han crecido casi al ritmo que el sector informal, por lo que "ahora es más complicado conseguir los rubros" para ambos.

Huele a restricciones

Hay ciudades grandes donde las deficiencias de oferta están presentes, pero es en las entidades "secundarias" (pequeñas) donde la falta de alimentos es más "complicada" para el consumidor, aseguró el directivo, al evaluar las reducciones de despachos que tienen las 200 empresas filiales de Ansa. "Es necesario llamar a mesas técnicas en las que el productor exponga el precio", indicó mientras pedía que el Ejecutivo escuche a los sectores y que éstos muestren las variables inflacionarias que alteran costos y procesos de producción.

Qué se debe enviar y qué no a determinada entidad, con una distribución regulada a través de un decreto, no le sorprendería. Luis Rodríguez recordó que el Sistema Integral de Control Agroalimentario (Sica) ya adelanta la regulación de la colocación y la resolución del envío permisado de rubros a estados fronterizos también tiene pistas de restricción. Consideró que cada ciudad tiene características "y picos de consumo" distintos que deberían evaluarse antes de imponer ventas por zona; algo que limitaría hasta la creatividad de productores y comercializadores.

Para Fedecámaras-Zulia la modalidad de intervención y el acumulado de controles nacionales a los medios de producción es síntoma de que Venezuela está en "crisis" y caminando por la vía del "comunismo". Néstor Borjas, su presidente, presentó los indicadores económicos y productivos que estarían dibujando el futuro complicado del país, con bordes de errores tallados por el Gobierno.

Borjas explicó que las políticas han significado una caída de la producción de alimentos, en la que la importación endosa bienestar a otros países. Dijo que el año pasado por importación se gastaron 47 mil 601 millones de dólares, la inversión privada cayó a menos 2,4 por ciento. "Esto sin contar con los 55 mil millones de dólares que el Gobierno ha dado en calidad de trueque a precios irrisorios del crudo venezolano o costos de cero a 33 países".

No dio credibilidad a las cifras que presentó el Estado en cuanto al arroz, precisó que las intervenciones a predios y las plantas agroindustriales con las importaciones dejan una evidente contradicción y se preguntó por qué si hay producción sigue la importación desde 2004 de rubros importantes, más aún si hay 46 millones de hectáreas tomadas por el Gobierno que estarían produciendo. Citó la disminución de producción de carne, leche y cabezas de ganado.

Las complicaciones petroleras y la reducción del aparato industrial son consecuencia de una desacertada gerencia, por eso indicó que de 12 mil 700 empresas operativas hace 10 años, ahora hay siete mil 102.

Decretos alimentarios

Esta semana se publicó en Gaceta Oficial la resolución que establece los porcentajes mínimos de producción para 12 productos de la cesta alimentaria.

En enero de 2008, el Gobierno estableció a través de la revisión del Ministerio de Agricultura y Tierras restringir la movilización de cereales y leguminosas a estados fronterizos.

Para 2007 se decreta la creación del certificado de demanda interna satisfecha para administrar las ventas externas de insumos, bienes y productos del sector alimentos.

En ese año también se regula la utilización de fórmulas de trigo y se obliga a la agroindustria a incorporar nuevas fórmulas.

Yasmín Ojeda
http://laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=8665

YU

Categoria: