Arzobispo de Brasil critica el tradicionalismo y tilda a la derecha de violenta

Arzobispo de Brasil critica el tradicionalismo y tilda a la derecha de violenta

El arzobispo de Aparecida, Orlando Brandes, criticó este sábado en una homilía en honor a Nuestra Señora de Aparecida, la patrona de Brasil, el "dragón del tradicionalismo" y afirmó que "la derecha es violenta e injusta", que perpetra ataques incluso al papa.

"Tenemos el dragón del tradicionalismo. La derecha es violenta, es injusta. Estamos fusilando al papa, al Sínodo, al Concilio Vaticano Segundo", dijo Brandes ante unos 40.000 fieles que acudieron esta mañana al principal polo peregrino de Brasil, que celebra este sábado el día de Nuestra Señora Aparecida.

En su homilía, el arzobispo también criticó la corrupción y la desigualdad social, defendió la preservación de la naturaleza, sobre todo de la Amazonía, y pidió que "los niños no mueran más víctimas de balas perdidas".

El mensaje del arzobispo fue realizado en la primera y más importante misa del día, horas antes de la llegada del presidente del país, el ultraderechista Jair Bolsonaro, a Aparecida.

Bolsonaro, un capitán de la reserva del Ejército que llegó al poder el pasado 1 de enero, acudió a la misa de la tarde y, nada más llegar a la Basílica, saludó a Brandes. Enseguida, el presidente realizó la lectura del pasaje bíblico sobre la historia de Esther y dio inicio a la misa de la tarde.

El mandatario, líder de la extrema derecha brasileña, fue recibido por los fieles que estaban en el interior de la Basílica entre abucheos y aplausos.

Después de la celebración religiosa, Bolsonaro visitó la imagen original de la patrona brasileña en su Santuario para enseguida despedirse de los fieles y abandonar el local.

Decenas de miles de romeros acudirán durante todo este 12 de octubre, festivo nacional, a Aparecida, situada a unos 170 kilómetros de Sao Paulo, para rendir homenaje a su patrona.

Desde primera hora, decenas de caravanas y excursiones con fieles católicos han desembarcado en la localidad.

En las aceras y vías, la muchedumbre se aglomera en largas colas a la espera de la apertura de las puertas de la Basílica de Aparecida para las diversas misas que tendrán lugar durante la jornada.

Los fieles igualmente aguardan pacientemente durante horas para visitar la imagen original de Nuestra Señora Aparecida y pedir su bendición.

Durante toda la jornada, cerca de 170.000 romeros deberán pasar por la ciudad, de unos 36.000 habitantes. EFE

IR

Categoria: