Asesinan de un disparo a trabajador del Consejo Federal de Gobierno

A las 2:30 de la madrugada, se escuchó una ráfaga de disparos. El sonido anunciaba que algo malo ocurría por la avenida Paso Real de El Cercado, al este de la ciudad. Javier Alonso Sequera Reyes, de 27 años de edad, sería encontrado sin vida en el cajón de su camioneta.

Javier Alonso residía en el sector La Zamorana, de El Cercado. Desde hace año y medio comenzó a trabajar para Corpolara y actualmente se desempeñaba como jefe del Cuerpo de Inspectores del Consejo Federal de Gobierno.

Luis Sequera, vecino y amigo, cuenta que Alonso, la noche del viernes, estaba en casa de un amigo tomando. Sin decir nada, a eso de las 2:30 de la madrugada de ayer, agarró las llaves de su camioneta: una Grand Tiger, ocre, de la Chery, signada con las placas AF313LA, y arrancó.
Unos segundos después de haber salido escucharon una ráfaga de disparos y posterior a ello el sonido de unas motocicletas. Luego, el silencio invadió la avenida Paso Real.

Al cabo de unos minutos unos amigos de Javier Alonso, pasaron por el lugar y vieron la camioneta, la cual tenía un impacto de bala en la parte trasera del lado derecho, justo detrás del piloto, dos impactos en el parabrisas y del lado izquierdo, por la puerta del copiloto, tenía dos, de igual forma el caucho delantero izquierdo estaba pinchado y orillada a un lado de la vía. Se detuvieron, revisaron el vehículo, pero no vieron a nadie, porque la zona estaba oscura y procedieron a llamar al hermano de la víctima.

El joven acudió al sitio procedente de su casa, la cual está ubicada a unas siete cuadras. Observó y no vio nada. Lo mismo hizo el vecino y dueño de la casa donde estaban bebiendo, por lo cual se fueron hasta el puesto de la Guardia Nacional que está a escasos metros.

Una vez que llegaron los castrenses, comenzaron alumbrar y a revisar la zona, ubicada detrás de la bomba de El Cercado y es bastante oscura. Dentro de la camioneta no había nada. Estaban intactas sus pertenencias: la portachequera, la cartera, el teléfono celular,...y las llaves del vehículo estaban pegadas.

Al revisar hacia el cajón de la camioneta la sorpresa se hizo tragedia: allí estaba el cuerpo de Javier, ya sin vida.

Dos sujetos en moto

Según versiones de algunos residentes de la zona, escucharon el sonido de una motocicleta, en la cual iban dos sujetos armados, quienes seguirían al joven y le harían varios disparos a la camioneta antes de alcanzarlo. Una vez que lograron detener la camioneta, cumplieron con su objetivo que era asesinar al joven.

Trascendió que una sola herida en el pecho, ocasionada por el paso de un proyectil, sería la que le causó la muerte.

Funcionarios del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), llegaron al lugar de los hechos para hacer el levantamiento del cuerpo y comenzar con las investigaciones del caso. Se supo que dentro del cajón de la camioneta, lugar en donde estaba el cuerpo de la víctima fatal, se colectó una concha, del resto no aparecieron más por lo cual están estudiando si el ataque ocurrió mientras iba bajando de su casa. Así mismo verifican si la víctima fue baleada dentro de la camioneta o en el mismo cajón donde fue conseguido.

Por ahora los sabuesos analizan todas las evidencias y en las entrevistas previas, los seres queridos de Javier Alonso, manifestaron que era una persona que no tenía problemas, por lo cual ahora no han establecido móvil alguno del homicidio.

Un hombre trabajador

Vecinos y compañeros relataron que era de El Tocuyo, municipio Morán. Lo describieron como una persona bastante reservada, pero muy trabajadora y con una gran preparación. Había egresado del Pedagógico como profesor de Electricidad Industrial, allí pertenecía al Frente Alberto Lovera y Bloque Antiimperialista Socialista Estudiantil (FAL-BASE-UPEL). Hacia más de tres años que consiguió unos terrenos en El Cercado, donde junto a compañeros de estudio y su hermano construyeron sus casas. Consiguió un trabajo en el Ministerio de las Comunas, pero hace año y medio empezó a laborar en Corpolara y actualmente era jefe del Cuerpo de Inspectores del Consejo Federal de Gobierno.

Estaba cursando el tercer semestre de Ingeniería en Sistema de la UCLA y se la pasaba entre su trabajo y las clases. Casi no iba a su hogar sino en horas de la noche cuando ya tocaba descansar.

Sin patrullaje

Luis Sequera, amigo de la víctima fatal, relató que la zona era bastante oscura y no existía patrullaje por parte de la Policía del estado Lara, los únicos que por allí hacían su recorrido era funcionarios de la Guardia Nacional y era poco, porque el puesto cuenta con un solo vehículo.

Trasladado a la morgue

El cuerpo sin vida de Javier Alonso Sequera fue trasladado hasta la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda, en donde le sería practicada la respectiva autopsia.

Fuente: El Impulso

AJV

Tags: 
Categoria: