Así transcurrió el primer día con nuevo esquema de subsidio de gasolina en Los Salias

Así transcurre el primer día con nuevo esquema de subsidio de gasolina en Los Salias. Foto: OD

Entre la lluvia y la neblina cientos de vehículos amanecieron en las colas de las estaciones de servicio del municipio Los Salias del estado Miranda. Luego de casi 90 días sin combustible, las gasolineras de El Pueblo y La Redoma abastecen a la comunidad de combustible con el nuevo esquema de distribución y comercialización de la gasolina.

Desde alrededor de las 11 pm de la noche del 31 de mayo algunos vehículos ya hacían fila en la estación de servicio Maraven del casco central de San Antonio de los Altos, Miranda, una de las 1.368 habilitadas por el gobierno afín a Nicolás Maduro.

La mañana de este 1 de junio, autos y motos cuyos números de placa terminan en 1 y 2 empezaron a surtirse de combustible, como parte del nuevo esquema de distribución de gasolina decretado por el ministro de petróleo Tareck El Aissami, que permite a los usuarios de automóviles adquirir de manera subsidiada hasta 120 litros y a las motocicletas 60 litros a Bs. 5.000 el litro. Los ciudadanos que no tengan carnet de la patria, no esté registrado en el Instituto Nacional de Transporte Terrestre o haya consumido el límite de consumo los primeros 30 días deberán pagar el litro a $0,50.

Pese a que las nuevas políticas de comercialización del combustible requiere del servicio Biopago, un sistema biométrico de captahuella, muchas bombas de gasolina no han recibido los equipos necesarios para llevar a cabo este método de pago.

Estamos cobrando con punto de venta o efectivo, de esta manera apoyamos a las personas para que puedan pagar la gasolina. Deberíamos recibir los biopagos en el transcurso de la semana”, dice uno de los encargados de la estación de servicio de El Pueblo del municipio Los Salias.

Mientras tanto, el registro de vehículos lo hacen manual. En una lista, los encargados anotan los vehículos surtidos de combustible. Desde que fue decretado el “Estado de Alarma” el pasado 13 de marzo la estación de servicio se mantuvo cerrada por falta de gasolina.

La cola se extiende, aproximadamente, 2 kilómetros y para las 8:30 am unos 100 vehículos se han cargado de gasolina. “A partir de las 7:30 am la cola empezó a correr rápido”, dice Cristian Martínez, quien hace fila desde las 4:00 am.

Tanto Matínez como César Gámez, un motorizado que aguarda en la cola, están a la expectativa del nuevo sistema de pago. Por los momentos, llevan consigo efectivo.

“Como casi no salgo con la moto, desde hace un mes no recargo combustible. Me imagino que ahora con todo este nuevo método saldré menos”, dice Gámez. En su caso hará uso de su carnet de la patria para abastecer a un precio más económico, aunque sin sistema de biopago la estación de servicio no lo solicite.

De acuerdo a un empleado de gasolinera, funcionarios de Pdvsa dieron la orden de subsidiar 30 litros del combustible por vehículo gratis, dado que el negocio no cuenta con biopago. A 10 am el surtidor agotó los 10 mil litros de gasolina que habían sido suministrados el pasado sábado, lo que dejó por fuera a cientos de automóviles y motos. Más tarde, efectivos policiales despejaron la zona e indicaron que mañana 2 de junio será abastecida. No informaron en qué horario.

Mientras tanto, otros esperan en la cola de la estación de servicio La Auxiliadora en la recta de Las Minas, carretera Panamerica, la cual se extiende por varios kilómetros del municipio Carrizal.

Si bien según el medio de comunicación El Pitazo, la bomba de gasolina Don Blas, ubicada La Redoma, fue despachada el pasado sábado, a las 10 am usuarios reportaron que no contaba con combustible. “Dicen que el camión viene desde El Palito y estará aquí a las 11 de la mañana”, comenta un ciudadano. Finalmente, a las 12 pm llegó la gandola.

Informe 21/Omarela Depablos

Categoria: