Autoridades lograron contener propagación del fuego en el Warairarepano

Hasta la fecha, según el último reporte oficial, se habla de una superficie de 230 hectáreas consumidas por el incendio en estos focos que persisten activos.

Indicó que por esta razón los esfuerzos de las autoridades, tanto aéreos como terrestres, se han concentrado en estos sectores.

Uno de los focos que se mantiene activo está ubicado en la margen oeste de la quebrada Galindo, en dirección al estribo de la Julia (estribo de Cachimbo) y los otros dos en el estribo de Sebucán, en el sector denominado Cabeza de Elefante (estribo de Duarte).

Como parte de las acciones implementadas para controlar el siniestro, este viernes intervinieron cuatro unidades aéreas dotadas con equipos especiales, pertenecientes a la Aviación Militar, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y al servicio de salvamento y rescate del Instituto Nacional de Aviación Civil (Inac).

Estas cuatro aeronaves concentraron sus descargas en los focos de la quebrada Galindo, lo cual ha permitido que se evite el desplazamiento de las llamas.

De acuerdo con el funcionario, luego de contenido el avance del fuego, los efectivos continuarán las operaciones y entrará en vigor la fase denominada liquidación. Esta consiste en un trabajo minucioso de eliminación de los tizones y brazas, así como de la apertura de zanjas para garantizar que no se reinicie en los próximos días.

“Es la fase más tediosa y ardua porque se hace poco a poco en todo el perímetro de los incendios”. acotó.

El director de Bomberos Forestales de Inparques estimó que en las próximas 24 horas se pueda controlar totalmente el incendio en el Parque Nacional. Posterior a ello, se prevé que en tres o cuatro días se culminen las labores de liquidación.

Matany aseveró que el personal y las autoridades que allí laboran continuarán este sábado y los días posteriores con las labores de ataque al incendio.

“Se ha hecho un despliegue con aeronaves pequeñas del Sebin y de la Policía de Miranda para introducir personal en la propia quebrada con equipos hídricos y equipo mecánico para bombeo, motobombas forestales que permitan el uso del agua de la propia quebrada”, explicó el funcionario.

Asimismo, se mantienen efectivos de Inparques pernoctando en la parte superior de los referidos puntos, quienes monitorean el desarrollo y comportamiento del incendio y se aseguran de que ningún material incandescente se convierta en focos adicionales de incendios.

Actualmente se mantienen activos en el lugar haciendo frente a esta eventualidad más de 150 bomberos forestales de Inparques tanto de la región capital como de otras estaciones del interior del país como Zulia, Táchira, Mérida, Trujillo, Lara y Yaracuy.

Tambień, 110 efectivos del Cuerpo de Bomberos del Distrito Capital y más de 40 funcionarios del Escuadrón Montado de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Las restricciones en el acceso al pulmón vegetal se mantiene y para ello el escuadrón montado de la GNB tiene más de doce puntos de control instalados, los cuales se suman a los puestos de los guarda parques del instituto que lidera.

Advirtió que Inparques no ha autorizado ni delegado en terceras personas responsabilidades para tramitar donaciones o aportes para el combate de este incendio de grandes magnitudes. Subrayó que quienes deseen apoyar, de acuerdo a lo que consideren útil para el desarrollo de la operación, pueden hacerlo directamente en las instalaciones de Inparques. ABN

Categoria: