En Birmania el mejor "veneno" para ratas es una bonita y económica serpiente

La creencia popular es que un ofidio en casa ahuyenta a estos molestos roedores y no necesita excesivos cuidados, se puede mantener en una caja y su alimentación está garantizada con un poco de leche si ese día falló la caza.

Los precios por una serpiente inofensiva para el hombre rondan en los comercios entre los 1.500 y 3.000 kyat (hasta tres dólares o 2,3 euros).

Una persistente sequía es la causa atribuida por las autoridades al inusual número de ratas avistadas en Rangún y sus zonas aledañas.

El Lejano Oriente y el Sudeste Asiático son probablemente los lugares de origen de la ratas negra (rattus rattus) y gris (rattus norvegicus), según los científicos.

Fuente: Derf

EA

Categoria: