Brasil vuelve a retractarse y dice que la primera muerte por COVID-19 fue en marzo

Brasil vuelve a retractarse y dice que la primera muerte por COVID-19 fue en marzo

El Gobierno de Brasil se retractó nuevamente este viernes y confirmó que el primer contagio por coronavirus ocurrió en febrero y la primera muerte en marzo, como se manejó desde un inicio, y no en enero como llegó a informar la víspera.

Menos de 24 horas después de haber alterado la estadística, el Ministerio de Salud informó en un comunicado que la Secretaría de Salud del estado de Minas Gerais (sureste) corrigió la información "sobre la conclusión de la investigación del posible primer caso de la COVID-19 en Brasil".

"La información del inicio de los síntomas fue alterada del 23 de enero para el 25 de marzo y los datos en el sistema de notificación están siendo actualizados", agregó la nota.

En su balance diario ante los medios, el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, se refirió este viernes al asunto y reconoció el "error de digitación" en la "consolidación de datos" que la cartera ministerial realiza con las secretarías regionales.

No obstante, Mandetta admitió que "es posible" que Brasil tenga casos de coronavirus que pudieron presentarse en "enero y diciembre, incluso hasta de antes, porque China notificó la enfermedad de manera muy extraña, muy atípica y eso tiene que ser mejor explicado".

"Las primeras muertes son del 8 de diciembre y para tener esas muertes fue porque hubo una circulación antes. China tiene ciudades enormes, de millones de habitantes", apuntó el ministro después de anunciar un salto a 359 muertes y 9.056 casos confirmados en Brasil hasta este viernes.

El jueves, en una rueda de prensa, el secretario de Vigilancia en Salud, Wánderson Oliveira, afirmó que una "investigación retrospectiva" de los casos y muertes por complicaciones respiratorias indicaba que una mujer de 75 años, residente en Minas Gerais, murió el 23 de enero.

Oliveira, sin dar mayores detalles, aseguró que el supuesto contagio era "obviamente importado" y que se llegó a él por una prueba tipo PCR, "que es más precisa" y, por eso, no había "duda" de que era "un caso confirmado".

Brasil vuelve así a tener ahora como su paciente "cero" a un hombre de 61 años que llegó a Sao Paulo proveniente de Italia y, tras confirmarse el 26 de febrero su positivo para la COVID-19 permaneció en cuarentena en su casa, sin síntomas graves, y después fue reportado como clínicamente curado.

La primera muerte que se tiene como referencia es de otro hombre en Sao Paulo, de 62 años, quien presentaba enfermedades preexistentes, nunca había viajado al exterior y que falleció el 17 de marzo como consecuencia del coronavirus.

EFE / MV

Categoria: