Cabimas: Incógnita ante bebé que murió con mordeduras en su cuerpo

Pero los parientes maternos no creen en esa versión y afirmaron este domingo, en la morgue, que el cuerpecito de la niña tenía varios mordiscos. Exigen que el caso sea investigado por el Cicpc subdelegación Cabimas.

Los padres de la menor, Jhonatan Semprún y Jexibeth Quijada, contaron que estaban con la bebita en su residencia, en el barrio Federación del municipio Cabimas.

“Ella estaba en los brazos, mientras veíamos televisión. Hizo un grito, y comenzó a convulsionar y se le enredó la lengua”, contó su mamá, mientras su pareja afirmaba esa versión.

Aseguran que llevaron a Saray al Seguro Social para que chequearan su estado. En ese centro asistencial falleció, el sábado, a las 7:30 de la noche.

Los parientes maternos de la menor no creen en ese relato.

“Cuando nos llamaron nos dijeron que había muerto en el Seguro Social”, recordó Eduard Medina, tío de la bebé.

Al trasladarse al centro asistencial y hablar con una médica de guardia, las dudas nacieron en ellos, sobre todo querían saber de qué falleció.

“Una doctora que la atendió nos dijo que la bebé tenía mordeduras recientes en su cuerpo, y que éstas eran de un adulto”, afirmó Medina, quien estaba con otros parientes en las afueras de la morgue forense del Hospital General de Cabimas.

Fuentes extraoficiales señalaron que la menor tenía cinco mordiscos: en ambos brazos, uno en cada nalga, y uno en la rodilla.

“Queremos que se investigue. Solo esperamos los resultados de la necropsia”, dijeron los parientes.

Señalan que el caso lo llevarán al Cicpc subdelegación Cabimas, instancia que, según ellos, recibió hace un año una denuncia en contra de Jhonatan Semprún, padre de la nena.

“El 18 de enero, ya hace un año, atacó a su propia madre, la mordió en los senos y en sus partes íntimas. Por eso lo denunciaron en el Cicpc”, contaron sobre lo que ellos refieren como un comportamiento “agresivo” en Semprún.
“Una de sus hijas vive con nosotros, sino se la quitamos la mata”, afirmó Medina.

La pareja Semprún-Quijada tiene tres hijas, la bebé que falleció, y otras dos niñas. Una convive con sus tíos y otra con la abuela materna.

“La bebé pasó el 24 en casa de su abuela, estaba muy linda, pero hace un día y medio ellos la fueron a buscar, la abuela tuvo que entregárselas”, agregaron los parientes.

Pese a esta acusación, los padres, quienes se mantuvieron en la morgue pero en un área distante a sus parientes, hablaban del caso e insistieron que el fallecimiento se trató de un ahogo.

Según la versión de esos parientes, Semprún ha sufrido crisis de agresividad. “Cuando le dan hay que agarrarlo porque se pone agresivo”.

Se espera que este caso sea investigado y quede esclarecido cuál fue la causa de muerte de Saray.

Fuente: http://panorama.com.ve/portal/app/push/noticia93532.php

AJ

Tags: 
Categoria: