El cólera deja 292 muertes en Haití y las autoridades dicen que será difícil erradicarlo

Aunque el funcionario reiteró que hay un cierto nivel de control de la enfermedad, dijo que "queda mucho por hacer" ante esta situación.

El galeno también reconoció el temor que se ha apoderado de la población ante una eventual propagación del brote, pero aconsejó a sus compatriotas a no caer en la estigmatización.

Timothée explicó que la mayoría de las 292 víctimas fatales de la enfermedad superan de cinco años y que la enfermedad afecta un poco más a los hombre que a las mujeres.

El médico señaló, además, que continúan investigando las causas de la epidemia, que puede haber surgido a raíz de la contaminación del agua del río que atraviesa Artibonite.

El director general del Ministerio de Salud Pública y de Población recomendó a los habitantes de la zona no utilizar el agua de ese río.

El funcionario afirmó que su país no puede llevar a cabo las investigaciones acerca de las causas de la supuesta contaminación del río Artobonite solo, por lo que apeló a la ayuda internacional.

En ese sentido, dijo que están recibiendo la colaboración de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (MINUSTAH).

La fuerza de la ONU en Haití desmintió ayer rumores de medios locales que sospechan de que el vertido de heces por parte de la Misión en el río de Mirebalais es la causa de la epidemia.

El Senado pidió ayer al Gobierno del presidente de Haití, René Préval, investigar dichas informaciones.

El mandatario haitiano aseguró el sábado que la epidemia fue "importada", aunque se abstuvo de identificar su procedencia. EFE

Categoria: