¡El colmo! Philip Morris cierra planta en Uruguay, país al que demandó por medidas antitabaco

Nicolás Echeverría, gerente general de Abal Hermanos, la firma que funciona como filial uruguaya de PMI, explicó en un comunicado que "las medidas regulatorias e impositivas extremas implementadas durante los últimos años han causado un cambio en la dinámica del mercado, ya que parte del volumen de los fabricantes legales se ha trasladado a operadores ilegales".

El prosecretario de la Presidencia de Uruguay, Diego Cánepa, dijo a los periodistas que la medida "tomó de sorpresa" a las autoridades del país, ya que "no existía ningún elemento que hiciera prever esta decisión".

El funcionario puntualizó que "las políticas de salud vinculadas a la lucha contra el tabaco no van a ser modificadas" y serán profundizadas porque han sido medidas "que han puesto al Uruguay en el liderazgo mundial en esta materia y que han tenido resultados palpables y concretos para la salud de los uruguayos".

El cierre de la fábrica acarreará 62 despidos y la fabricación de los productos de Abal Hermanos se realizará a partir de ahora en instalaciones de Philip Morris International en Argentina, apuntó la empresa, que aclaró que seguirá vendiendo sus productos en Uruguay, donde continuarán trabajando unos 28 empleados.

En el comunicado la compañía señaló que "en años recientes, el gobierno uruguayo dictó varias normas excesivas en materia de regulación del tabaco, incluyendo la prohibición de vender más de una presentación de cada marca de cigarrillos".

"Como consecuencia de ello, Abal Hermanos se vio obligada a retirar del mercado siete de sus doce presentaciones, incluyendo varias presentaciones de Marlboro que representaban el 40% de las ventas de esa marca", agregó.

En 2010, la firma tuvo una participación de mercado en Uruguay estimada en 21,7%.

Uruguay se convirtió el 1 de marzo de 2006 en el primer país de América Latina y el quinto del mundo en ser libre de humo de tabaco, luego de que el gobierno de Tabaré Vázquez (2005-2010), oncólogo de profesión, lanzara una dura batalla contra el consumo de tabaco, incorporando grandes advertencias gráficas en las cajillas de cigarrillos y campañas de concientización sobre los efectos del hábito de fumar.

A comienzos de 2010 Philip Morris demandó al Estado uruguayo ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), dependiente del Banco Mundial, afirmando que con las medidas antitabaco el país violaba un tratado bilateral de inversiones con Suiza, donde tiene su sede la tabacalera.

"He escuchado versiones de que podía haber sido una movida más dentro del juicio" internacional, comentó Cánepa, que destacó que "es la primera vez en la historia que una compañia tabacalera demanda a un Estado por un asunto comercial".

Desde entonces, Uruguay ha recibido el amplio respaldo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de distintas ONG internacionales. AFP

Categoria: