Comienza la Madrugá de Sevilla tras intensa tormenta de lluvia y granizo

Comienza la Madrugá de Sevilla tras intensa tormenta de lluvia y granizo

La salida de la cruz de guía de la Macarena pasada la medianoche ha dado comienzo a la Madrugá de Sevilla, la noche grande de la Semana Santa sevillana, y el cortejo comenzó tras una intensa tormenta de lluvia y granizo, que impidió salir a cuatro de las siete hermandades del Jueves Santo.

Hasta las 04.00 horas está previsto que salgan las otras cinco cofradías de la Madrugá de Sevilla si se mantiene el cielo despejado y no se producen lluvias.

La Agencia Estatal de Meteorología prevé un 5 % de posibilidad de lluvia en las próximas seis horas, porcentaje que sube al 20 % entre las seis de la mañana y las doce del mediodía y al 90 % hasta las 18.00 horas.

Las hermandades que salen de madrugada en Sevilla, entre ellas algunas de las más populares, como la Esperanza de Triana y el Gran Poder, suman más de 12.000 nazarenos, nueve bandas de música y 433 costaleros, que son los que portan los pasos con las centenarias imágenes.

La intensa lluvia y el granizo que cayó durante tres horas durante la tarde del Jueves Santo dejó blanca la ciudad por unos momentos, provocó inundaciones de medio centenar de calles y plazas y el cierre de los parques, aunque por la noche las nubes dejaron paso a las estrellas y la luna y el público volvió a tomar las calles de la ciudad.

El agua caída por la tarde impidió que hicieran su estación de penitencia cuatro de las siete hermandades que salen el Jueves Santo por las calles de Sevilla: Los Negritos, Las Cigarreras, La Exaltación y Montesión, y sí salieron las que lo hacían más tarde: El Valle, Pasión y La Quinta Angustia.

Después de la Macarena, tienen previsto salir el resto de las cofradías de la Madrugá: el Gran Poder, El Silencio, la Esperanza de Triana, Los Gitanos y El Calvario, y la última de ellas acabará su recorrido en torno a las 14.00 horas de hoy viernes.

Con una previsión de 10 grados de mínima, las distintas cofradías harán su estación de penitencia un día después de que se informara de la detención en Marruecos de un presunto yihadista que vive en Sevilla.

El arrestado, Zouhair el Bouhdidi, un joven de 23 años que estudiaba en la Universidad de Sevilla, tenía intención de cometer un atentado de forma individual, pero el grupo terrorista Estado Islámico (EI) le recomendó esperar hasta recibir nuevas instrucciones, según fuentes marroquíes.

Esta Semana Santa se repiten por segundo año las medidas de seguridad para evitar los incidentes que se han registrado desde el año 2000, los últimos de ellos en 2017, cuando distintas avalanchas de público provocaron 17 heridos, un centenar de asistencias médicas y ocho detenidos.

Entre las medidas de seguridad se incluyen innovadoras cámaras de grabación, dispositivos de calor que permiten saber el número de personas que discurren por cada calle y cuáles son los principales movimientos así como luces tenues que en apenas un segundo pueden iluminar con la mayor potencia una calle.

También se han instalado en el centro de Sevilla y en Triana una megafonía que, en caso de necesidad, emite mensajes tranquilizadores a la masa y dispositivos GPS, y se han nombrado encargados de seguridad en las hermandades a la vez que se han elaborado planes de autoprotección.

EFE / RA

Categoria: