Skip to main content
Cómo influyen los elementos de la naturaleza en el aura

Cómo influyen los elementos de la naturaleza en el aura

El aura y los elementos de la naturaleza poseen una relación más estrecha de lo que imaginamos. De hecho, la esencia de la tierra, el agua, el fuego y el aire está presente en el ser espiritual e influye en cómo manifestamos la energía.

Todo lo que existe en el universo se relaciona de alguna manera y la conexión que hay entre nuestro campo energético, que representa la psique, y los elementos, los cuales simbolizan la naturaleza, es magnética.

Esotéricos, astrólogos y expertos en canalización de energías creen que los cuatro elementos están más allá del plano físico influyen en el comportamiento y la forma de relacionarnos con el mundo.

Según explica Ask Astrology, dentro de cada persona los elementos se correlacionan con los cuatro niveles del campo de energía: el cuerpo físico (tierra) es denso; el cuerpo emocional (agua) es activo, la mente (aire) es sutil y el espíritu (fuego) también es activo, reseña la Opinión 

El fuego en el aura

El plano del fuego en el aura es la esencia de la voluntad de vivir, la chispa divina. Es lo que motiva al ser humano a expandirse, explorar, encontrar las respuestas a las preguntas sobre nuestro propósito o misión de vida.

El espíritu del fuego debe ser alimentado, porque si se apaga, habrá una disminución de los cuerpos mentales, emocionales y físicos.

El aire en el aura

El aire es sutil, ligero y está en la mente. Al ser transparente, se asocia con la lucidez y claridad. Quienes tengan este elemento bien cuidado, tendrán una mente sana.

Una forma de cuidar este aspecto del aura es dar un paseo al aire libre para aclarar la mente. Cuando eres razonable y lo que dices tiene sentido, quiere decir que ves con claridad.

Existe una razón por la que los monjes meditan en lo alto de las montañas y es porque dicen que respirar el aire puro y limpio produce elevación de la conciencia.

Si el fuego de los deseos quema nuestra claridad de pensamiento, no habrá claridad de pensamiento. El aire es el que nos impulsa a ser objetivos.

El agua en el aura

Como representante del cuerpo emocional, el agua llena cualquier espacio que se siente vacío en nuestra psique. Siempre está en movimiento, por lo que nunca está de la misma manera dos veces. Por ello, las emociones son dinámicas, mutables y se rigen bajo sus propias leyes. Esta es la explicación del por qué ninguna emoción es correcta o incorrecta.

Al igual que el agua, a las emociones hay que dejarlas fluir de adentro hacia afuera sin dejar que haya filtraciones que nos ahoguen. Este elemento es vital para la vida, al igual que los sentimientos nos hacen sentir que somos parte del mundo.

La tierra en el aura

Corresponde al cuerpo físico y donde se consagran los otros tres planos energéticos. El cuerpo es donde se manifiesta el espíritu del fuego, el aire de la mente y el agua de las emociones.

Los tres planos estimulan diversos aspectos del cuerpo físico y encuentran su conexión en los chakras, que los vehículos de la mente y la conciencia. El cuerpo (tierra) es el receptáculo de todos los demás elementos. YS (Foto: Pixabay)