Cómo una chica de 19 años recaudó 56.000 dólares para cuidar de sus hermanos

Dos de los hermanos de Zoe (Pierce, de 11 años y Theo, de 14) iban también en el coche aquel fatídico día, pero sobrevivieron allá donde sus padres, Richard (de 54 años) y Elizabeth (de 46), perdieron la vida. Como su otra hermana, Thali, todavía no era mayor de edad a sus 17 años, la tutoría legal de la familia entera recayó sobre Zoe, la otrora normal universitaria. Tan normal que, como otros tantos, no tenía dinero para atender las necesidades de los suyos ni durante el tiempo que tardaría en resolver el papeleo para acceder a los ahorros de sus padres. En otras palabras, no tenía los 5.000 dólares que calculaba que necesitaría.

Así que Zoe hizo lo que todo el mundo se ha acostumbrado a hacer cuando se le cierran todas las puertas: pedir ayuda por Internet. Estaba claro que ninguna persona podría solucionarle el problema individualmente; tenía que contar con la bondad de varios desconocidos. Así que se dirigió, a una web que amalgama causas como esta: Wish Upon a Hero (Pídele a un héroe) y explicó la tragedia a la que se enfrentaba.
"Ya no soy una chica típica de 19 años. En un momento, en un segundo de mala suerte, mi vida y la de mis hermanos ha cambiado para siempre", escribió. "Ahora tengo dos objetivos: cuidar y tutelar a mis tres hermanos pequeños y mantener la casa en la que nos criamos". A tal fin, concluía, necesitaba esos 5.000 dólares.
Al día siguiente, había recibido más de 56.000.

Su causa se había hecho viral gracias a Facebook y Twitter. Como si todo el mundo quisiera ejercer de ángel guardián de la joven que se había quedado sin los dos ángeles guardianes que le correspondían, sus padres. "Fue espectacular", le explicaba a la cadena NBC el fundador de Wish Upon a Hero, Dave Girgenti. "Ella solo quería 5.000 dólares. Y el país entero se ha unido para ayudar a esta chica durante su tragedia. Su deseo se ha cumplido".
Su primera decisión como tutora económicamente capaz de cuidar a los suyos fue dejar de pedir dinero. En cuanto vio cuánto había recibido -y en cuanto comprobó que las donaciones no paraban de gotear en su cuenta corriente-, Zoe cerró su deseo para que nadie pudiera enviarle más.
"Wish Upon a Hero ha reunido fondos para mi familia más allá de lo que podríamos haber soñado. Todas nuestras necesidades están ya cubiertas", escribió en su mensaje de despedida. "Ahora nos gustaría que miraseis -y donaseis- a otros individuos que todavía no dan abasto con sus necesidades. Mi familia ha tenido tanta suerte que queremos poder hacer lo mismo por otros que han sufrido la tragedia del huracán Sandy".

Fuente: http://es-us.noticias.yahoo.com/blogs/blog-de-noticias/c%C3%B3mo-una-chi...

DJ

Categoria: