La Costa del Sol española espera a la primera dama Michelle Obama y a su hija

"Los Obama no han pedido nada especial", afirmó al diario ABC el dueño del hotel, Ricardo Arranz de Miguel, asegurando que los ilustres huéspedes insisten en que no haya nada "extraordinario". "Quieren que todo sea de lo más normal durante su estancia y en ningún momento han pedido que se cierre el hotel", añadió Arranz de Miguel.

Sin embargo, la sola presencia en suelo andaluz de la primera dama estadounidense junto a su hija Sasha y algunos amigos ya es un hecho extraordinario que la ciudad de Marbella, conocida como centro veraniego de muchas personalidades de la prensa rosa española, se ha encargado de destacar con un gran cartel de bienvenida.

"Welcome Obama family. Thank you for choosing Marbella!" (Bienvenida familia Obama. ¡Gracias por elegir Marbella!), reza el gran cartel colocado en Marbella con la palabra "Welcome" escrita con los colores de la bandera estadounidense.

"Lo importante de la visita es que la Costa del Sol se ha vuelto a proyectar al mercado americano. A partir de hoy ese 'stand by' en el que vivía va a retomarse, los tour operadores han vuelto a contactar con las empresas de la Costa del Sol", aseguró el alcalde de Benahavís.

La visita es un viaje de vacaciones estrictamente privado aunque, según la prensa española, Michelle Obama podría viajar hacia el final de su estancia en España a Palma de Mallorca (archipiélago de las Baleares), donde los reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, le ofrecerían un almuerzo en su residencia de verano del Palacio de Marivent. AFP

Categoria: