Decapitan un paquistaní por violar y matar a una mujer

El hombre murió tras ser decapitado con una espada, un castigo que se le aplicó por haber entrado en el corral de ganado que poseía una mujer, a quien ató, robó, violó y asesinó.

En el ultraconservador reino de Arabia Saudí rige una interpretación rigorista de la ley islámica, que impone castigos como la decapitación por sable, la lapidación o la amputación de miembros, dictados habitualmente por los jueces saudíes.

El asesinato, el narcotráfico, la violación, los asaltos armados y la brujería, entre otros delitos, son castigados con la pena de muerte.

El año pasado, las autoridades ajusticiaron a 76 personas, según los datos del Ministerio del Interior saudí, cifra que organismos internacionales de defensa de los Derechos Humanos elevan por encima del centenar.EFE

Categoria: