Delegados de A.Latina debaten para reducir el empleo informal

Delegados de doce países latinoamericanos participan desde hoy en Lima en un foro de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para debatir propuestas y medidas para reducir el empleo informal, informó hoy el organismo internacional en un comunicado.

El encuentro se prolongará hasta el viernes con representantes gubernamentales y delegados de las patronales y de los trabajadores para ampliar capacidades técnicas, operativas y políticas que reduzcan los índices de empleo informal en la región.

Los países participantes son Argentina, Barbados, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Jamaica, México, Perú, República Dominicana y Uruguay.

La reunión está organizada por la OIT con la colaboración del Departamento de Políticas de Empleo y el programa para la formalización de la informalidad (FORLAC) de la OIT, y con el patrocinio del Ministerio de Empleo y Seguridad Social de España.

La OIT indicó que reducir la informalidad laboral constituye uno de los principales desafíos que enfrentan la región porque al menos 130 millones trabajadores en América Latina y el Caribe laboran actualmente en condiciones de informalidad.

El director de la OIT para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar, participó hoy en la apertura del foro junto al ministro peruano de Trabajo y Promoción del Empleo, Daniel Maurate.

Salazar aseguró que el crecimiento económico, que "no es sostenible ni inclusivo, coexiste con mercados laborales con alta informalidad".

Salazar destacó que la informalidad afecta en mayor medida a los trabajadores de microempresas, de servicio doméstico y a los trabajadores independientes.

Resaltó además que perjudica en mayor proporción a las mujeres que a los hombres, además de a los trabajadores con bajos niveles educativos, bajos ingresos y empleados en los sectores con menos productividad.

El responsable regional de la OIT valoró la ligera disminución en la tasa de informalidad no agrícola, que pasó del 50 % en 2009 al 47 % en 2013, pero señaló que aún es necesario hacer más para mejorar los índices de formalización para reducir a su vez la desigualdad y prevenir la exclusión social.

"Hay que poner en práctica estrategias basadas en un enfoque integrado de políticas para atacar la informalidad desde varios frentes", comentó Salazar.

"Así como los países tienen metas muy concretas de reducción de la pobreza, deberían también tener metas muy concretas de reducción de la informalidad", continuó.

El ministro peruano recalcó la importancia de abordar la reducción de la informalidad laboral como un objetivo de desarrollo y enfatizó la importancia de los programas de formación profesional.

La reunión tripartita es la primera de una serie de foros que se llevarán a cabo en todo el mundo para intercambiar conocimientos y experiencias sobre la transición a la formalidad y está enmarcada en las actividades de promoción de la nueva Recomendación 204 de la OIT, adoptada en junio de este año.

Esa recomendación propone estrategias y orientaciones prácticas sobre las políticas y las medidas que pueden facilitar la transición hacia la economía formal, al indicar que "la mayoría de las personas que entran en la economía informal lo hace por falta de oportunidades en la economía formal".

EFE

ARB

Categoria: