Denuncian violación a leyes ambientales con construcción en Galipán (Fotos)

La periodista Daniela Mejía, informó a través de El Estímulo, que se estarían cometiendo violaciones de leyes ambientales por la construcción del sistema teleférico Macuto-Galipán

Según la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en su artículo 129, “todas las actividades susceptibles de generar daños a los ecosistemas deben ser previamente acompañadas de un estudio de impacto ambiental y socio cultural”. Dicha evaluación debe ser realizada por profesionales del área y es por eso que Ventel contrata a la consultora ambiental Arbórea para que evalúe qué técnicas, métodos y rutas son las más convenientes en términos de cuidado al ambiente.

Asimismo, el artículo 90 de la Ley Orgánica del Ambiente establece que “toda persona natural o jurídica, pública o privada, podrá oponerse a cualquier solicitud de instrumento de control previo ambiental, siempre y cuando exprese claramente las razones de hecho y de derecho que le asisten, acompañando los documentos probatorios pertinentes”. En dicha ocasión, el presidente de la Asociación de vecinos de Galipán, Roberto Pérez Cabrera, tuvo la intención de presentar un documento con 727 firmas de los galipaneros, pero no pudo consignarlo.

Actualmente, el estudio no ha sido aprobado. El consentimiento de esta evaluación y de la autorización para proceder con las obras debe ser dado por Inparques, puesto que el teleférico se construirá en una zona resguardada por el Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso aprobado en 1993 por el referido instituto. Sin embargo, hasta la fecha esta institución no ha puesto su firma. Así lo confirmó la licenciada involucrada en el estudio de impacto ambiental y profesional de Arbórea, Elia Gómez.

Según indicó la licenciada, el estudio está culminando la etapa de consulta pública, la cual fue convocada por Inparques y debe ser cumplida en este tipo de situaciones ya que Galipán “es una zona habitada, y perteneciente a la parroquia La Guaira del estado Vargas", informó.

La especialista en el ámbito ambiental informó que se iniciaron los trabajos de construcción a pesar de no poseer aval. “Esa primera fase tiene, a su vez,una ruta: de Waraira Repano a la Hacienda; de la Hacienda a San José; y de San José al Cojo”, explicó.

Asimismo, la dirigente sindical Marlene Sifontes aseguró que es hora de que Inparques tome cartas en el asunto. "Es impresionante la ilegalidad con la que se está haciendo el trabajo. Porque se está actuando sin una autorización que diga cómo debe ser la vía de penetración, qué árboles se pueden tocar o no, qué movimientos no se deben hacer y regularizar cuántos metros se pueden excavar. Que diga que si lo hacen, se necesita a alguien de Inparques que observe que se está afectando. Ese contrato, por así decirlo, no existe. Debe haber un protocolo técnico. Eso no existe por ningún lado. Esto tiene un carácter penal que debe ir en contra de la empresa que maneja el proyecto en este caso es Ventel y las ejecutantes. Se trata de un ecocidio", explicó.

Fuente: VIC Diario de Caracas

AJV

Tags: 
Categoria: