Destacan que vida de Bolívar coincidió con cambios revolucionarios en el mundo

“El Libertador es influido por las revoluciones precedentes que dan origen al mundo moderno que él contribuiría a forjar con su lúcida y admirable capacidad de pensamiento y acción. Diversas revoluciones han tenido lugar en el mundo y, a pesar de que en su momento pretendieran transformarlo, - y algunas ciertamente lo lograron- otras, sin embargo, se han extinguido sin solución de continuidad”, indicó.

Luego de preguntarse cuál fue el escenario y el destino de la obra del Libertador, Valero manifestó que para las naciones americanas la independencia fue sólo un cambio de una dominación por otra.

“Colombia se disgregó ante la avaricia de las nacientes oligarquías antibolivarianas. Otras naciones de América del Sur se fracturaron con las guerras civiles, el atraso y la dominación extranjera que desdibujaron lo que parecía ser el escenario de una nueva y gran historia de libertad, justicia e independencia”, agregó.

Valero apuntó que Panamá no fue, como soñaba Bolívar, el eje de un nuevo mundo como “Corinto en la anfictiónica Helénica. Ni el mar de las Antillas, nuestro Mediterráneo, Europa y Estados Unidos, que se adentraban al capitalismo primigenio, comercial, usurero y colonialista, frenaron el desarrollo de Latinoamérica”.

Rememoró que el siglo XIX transcurrió entre guerras civiles, enfrentamientos de naciones hermanas y dominación extranjera.

“Y no se realizó el proyecto bolivariano. Ni tampoco la Gran República. Diez naciones en Suramérica y otras tantas en el Caribe y Norteamérica fueron el resultado de la fragmentación. Cuando Bolívar muere quedan pendientes sus grandes proyectos y queda también el legado insoslayable de su ideario redentor y justiciero”, manifestó.

Explicó que el proceso constituyente de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América es, en cierta medida, una réplica de la Gran Colombia.

Además, destacó que la conformación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la pronta creación de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe se inscriben en el proyecto diseñado por Bolívar.

“Nos adentramos en el siglo XXI y el proceso político que dio origen a la independencia americana continúa su impetuoso curso. La edificación de patrias soberanas, con justicia e igualdad, siguen estando en el orden del día. Somos testigos hoy del surgimiento de un mundo multipolar, cuando se derrumban las vetustas columnas del imperialismo y del capitalismo. Debemos ser, entonces, protagonistas de esa nueva historia”, concluyó. AVN

Categoria: