Detienen a protagonista de video sexual con funcionarios chinos

La acusada, Zhao Hongxia, fue arrestada el 31 de diciembre y se encuentra en un centro de detención de Chongqing, junto a otras dos mujeres que trabajaban con ella y que, según las autoridades chinas, le ayudaron a tender la emboscada a los funcionarios.

El escándalo se dio a conocer el pasado noviembre, cuando comenzó a circular en internet un video en el que se veía a Lei Zhengfu, un alto cargo del distrito de Beibei, de Chongqing, mantener relaciones con Zhao.

Lei fue cesado de su cargo pocos días más tarde tras una investigación.

El periodista que dio a conocer el caso, Zhu Reifeng, explicó entonces que la mujer había sido contratada por una empresa de construcción que esperaba conseguir un trato de favor en la adjudicación de licencias.

La empresa, según Zhu, intentó posteriormente extorsionar a Lei con la grabación para obtener nuevas ventajas.

Según informó la agencia oficial Xinhua entonces, los empresarios formaban parte de "una banda delictiva" que "contrató mujeres para seducir a funcionarios locales, grabó subrepticiamente sus actos sexuales y usó los vídeos como herramientas de extorsión".

A raíz de la divulgación de los vídeos, diez funcionarios de la metrópolis que aparecían en las cintas fueron despedidos y un empresario, Xiao Ye, acusado de chantaje y extorsión por tenderles la trampa.

El Southern Metropolis cuenta hoy que Xiao adiestraba a las mujeres y les ordenaba que grabasen a los funcionarios mientras mantenían relaciones sexuales. Después, enviaba las cintas a los oficiales y les chantajeaba para obtener lucrativas licencias.

De acuerdo al rotativo, Zhao afirma haber sido "reclutada" en el 2008 bajo engaño, ya que Xiao le habría dicho que era un hombre de negocios de Hong Kong que necesitaba ayuda para aumentar sus ventas.

Zhao defiende haber sido "embaucada" por Xiao, con quien inició una relación y por quien "se sacrificó" en su oscuro negocio, añade el abogado de la acusada, pero que le abandonó en 2009 tras descubrir que tenía más mujeres empleadas al mismo tiempo.

"Zhao es una víctima de sí misma", declaró al periódico su abogado, de apellido Zhang, quien asegura que ella ahora ha reiniciado una nueva vida, está casada y es madre de un niño de un año. EFE

Categoria: