Skip to main content
Dracónidas 2021: llega la primera gran lluvia de estrellas del otoño

Dracónidas 2021: llega la primera gran lluvia de estrellas del otoño

El otoño es una época esperada por los amantes de la astronomía, sobre todo el mes de octubre. Después de las perseidas, las dracónidas y las oriónidas garantizan el disfrute de los observadores del cielo nocturno. En las próximas noches estas lluvias de meteoros cautivarán a quienes tengan la suerte de poder contemplar este espectáculo de la...¡hasta el 20 de octubre con la luna llena del cazador!

Las dracónidas abren el telon

La luna nueva llegará el próximo 6 de octubre, según la agenda astronómica del Instituto Geográfico Nacional. Si no hay nubes y la contaminación lumínica lo permite, también será el mejor momento para contemplar las dracónidas, una lluvia de estrellas que será visible en el hemisferio norte entre los días 6 y 10 de octubre.

El momento de máxima actividad se espera para el próximo viernes 8 de octubre a las 19:00 horas. Este año será excelente para su observación, puesto que mañana tendrá lugar la luna nueva. Se esperan alrededor de 20 meteoros por hora y un cielo muy oscuro. Por el momento estas son las estimaciones, aunque puede ser que la realidad sea muy distinta, como sucedió en el año 2011 donde fueron contabilizados más de 600 meteoros por hora.

También se conocen como giacobínidas ya que provienen del cometa 21P/Giacobini-Zinner descubierto en el año 1900. Según el Observatorio Astronómico Nacional (OAN), se trata de una lluvia de estrellas modesta, y este año viajarán por nuestra atmósfera a velocidades superiores de 20 kilómetros por segundo.

Y después, llegan las oriónidas

La de Orión es una lluvia de estrellas modesta si por ejemplo la comparamos con las perseidas. La mayor actividad se producirá durante la noche del 21 al 22 de octubre, aunque se quedarán surcando el firmamento hasta el 7 de noviembre. Su tasa de actividad varía entre los 15 y 70 meteoros por hora, a velocidades de entre 66 y 70 kilómetros por segundo.

"Este año el máximo de las oriónidas se producirá después de la luna llena del 20 de octubre, por lo que no tendremos las mejores condiciones para observarlas"

A diferencia de las dracónidas, este será un mal año para la observación de las oriónidas, ya que su máximo se producirá después de la luna llena del 20 de octubre. Las oriónidas están asociadas a la estela del cometa 1/P Halley, que orbita alrededor del Sol cada 76 años. Sus partículas, como la de otros cometas, se disuelven en la atmósfera dejando ese destello que tanto nos impacta.

¿Dónde se ven mejor?

Es aconsejable salir de la ciudad para escapar de la contaminación lumínica. Cualquier mirador, montaña y lugar sin obstáculos puede ser el sitio idóneo para disfrutar de las noches bañadas de estrellas. Se recomienda llegar al lugar entre media hora y una hora antes de comenzar el espectáculo de estrellas fugaces, así daremos tiempo a nuestra vista para que se acostumbre a la oscuridad. Tanto las dracónidas como las oriónidas son dos oportunidades para adquirir práctica antes de la llegada de las leónidas en noviembre y las gemínidas en diciembre, reseña tiempo YS/ (Foto: Pixabay)