Edimburgo retirará a Suu Kyi el premio Libertad por la violencia contra los rohinyás

EFE

El Ayuntamiento de Edimburgo informó hoy de que le va a retirar a la consejera de Estado de Birmania (Myanmar), Aung San Suu Kyi, el premio Libertad que le concedió en 2005, ante su negativa a condenar la violencia que este país ha ejercido contra la minoría musulmana rohinyá.

El alcalde de Edimburgo, Frank Ross, ha presentado una moción para el pleno que se celebrará mañana en que solicita que se le retire el galardón con efecto inmediato.

En noviembre pasado, Ross escribió a Suu Kyi para, apelando a su "inconmensurable coraje moral e influencia", pedirle que permitiera el regreso seguro de los rohinyás a la región de Rakaín.

Una petición a la que líder de facto de Birmania no respondió, en línea con su posición de no denunciar la violencia cometida por el Ejército birmano hacia los miembros de esta minoría, unas acciones que el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU ha calificado de "limpieza étnica".

Se calcula que, en el último año más de 700.000 rohinyás, que representaban alrededor del 70 % de esta comunidad en Rakáin, han huido masivamente al vecino Bangladesh.

El Ejército birmano ha sido acusado de asesinar, violar y quemar las casas de los rohinyás, por lo que muchos no se atreven a volver a sus antiguas viviendas en Birmania, un Estado que los considera inmigrantes bangladeshíes y los somete a todo tipo de discriminaciones como restricciones a la libertad de movimiento.

Al entregarle el premio en 2005, el alcalde de Edimburgo comparó a Suu Kyi con el expresidente sudafricano Nelson Mandela, describiéndola como "un símbolo de resistencia pacífica frente a la opresión" por su lucha como opositora, privada de libertad durante 15 años.

Este es el séptimo galardón que se le retira a Suu Kyi, que en 1991 ganó el premio Nobel de la Paz por su oposición pacífica durante la dictadura (1962-2011) en Birmania y también ostenta el premio Sájarov a la libertad de conciencia del Parlamento Europeo.

Desde que la persecución contra los rohinyás se desató, la líder birmana ha sido despojada de los reconocimientos que le otorgaron ciudades británicas como Oxford, Glasgow y Newcastle. EFE

ST

Categoria: