Skip to main content
EE. UU. revisará registros del 11 de septiembre con miras a hacerlos públicos

EE. UU. revisará registros del 11 de septiembre con miras a hacerlos públicos

El Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo el lunes que trabajará para proporcionar a las familias de las víctimas del 11 de septiembre más información sobre el período previo a los ataques como parte de una demanda federal que tiene como objetivo hacer que el gobierno saudita rinda cuentas.

La divulgación en una carta de dos páginas presentada en un tribunal federal de Manhattan sigue a las críticas de larga data de los familiares de los asesinados de que el gobierno de Estados Unidos les ocultaba detalles cruciales en nombre de la seguridad nacional.

Casi 1.800 familias, víctimas y socorristas se opusieron en una carta la semana pasada a la asistencia del presidente Joe Biden a los eventos conmemorativos del 11 de septiembre, mientras que los documentos clave permanecieran clasificados. La medida del lunes no logró aplacar al menos a los familiares de algunas víctimas, quienes dijeron que el FBI y el Departamento de Justicia ya han tenido años para revisar los documentos.

"Apreciamos que el presidente Biden reconozca que las preguntas de larga data sobre la participación del Reino de Arabia Saudita en el peor ataque terrorista de la historia en suelo estadounidense siguen sin respuesta, pero nadie debe dejarse engañar por este compromiso poco entusiasta e insuficiente con la transparencia", dijo Terry Strada, cuyo esposo, Tom, murió cuando un avión secuestrado se estrelló en el World Trade Center.

Ella dijo que el anuncio solo se aplica a un "subconjunto limitado de documentos seleccionados que el FBI ya ha identificado para su revisión".

Una demanda de larga data que acusa a Arabia Saudita de ser cómplice de los ataques avanzó significativamente este año con el interrogatorio bajo juramento de exfuncionarios sauditas. Sin embargo, esas deposiciones permanecen selladas y Estados Unidos ha retenido una gran cantidad de otros documentos por considerarlos demasiado sensibles para su divulgación, informa VOA.

En su carta del lunes, el departamento dijo que el FBI había concluido recientemente una investigación que examinó a ciertos secuestradores del 11 de septiembre y posibles co-conspiradores, y que ahora trabajaría para ver si la información que había determinado previamente que no podía ser revelada puede ser compartida. No reveló en la carta ningún hallazgo de esa investigación, a la que se ha referido como la "Investigación del subarchivo".

"El FBI divulgará dicha información de manera continua y lo más rápidamente posible", dijo el Departamento de Justicia. El departamento dijo en una declaración separada el lunes que el FBI estaba revisando los documentos en busca de información que pudiera compartirse con las familias a pesar de fallos judiciales previos que "confirman las afirmaciones de privilegio del gobierno".

Biden el lunes elogió la acción del Departamento de Justicia y dijo que su administración estaba "comprometida a garantizar el máximo grado de transparencia según la ley".

"En este sentido, doy la bienvenida a la presentación de hoy del Departamento de Justicia, que se compromete a realizar una nueva revisión de los documentos en los que el gobierno ha afirmado privilegios anteriormente, y a hacerlo lo más rápido posible", dijo. VOA / EA (Foto: )