EEUU crea departamento para retirar ciudadanía a terroristas y criminales

EEUU crea departamento para retirar ciudadanía a terroristas y criminales

El Gobierno de EEUU anunció este miércoles la creación de un departamento encargado específicamente de retirar la ciudadanía a terroristas, criminales de guerra, violadores de los derechos humanos, delincuentes sexuales y a personas que la hayan obtenido de manera fraudulenta.

El anuncio fue hecho por el Departamento de Justicia, que acogerá una sección dedicada a los casos de desnaturalización, dedicada a investigar y plantear en los tribunales la revocación de la ciudadanía "a los terroristas, criminales de guerra, delincuentes sexuales y otros estafadores que obtuvieron ilegalmente la naturalización".

"Cuando un terrorista o delincuente sexual se convierte en ciudadano estadounidense bajo falsas premisas, es una afrenta a nuestro sistema, y ​​es especialmente ofensivo para quienes son víctimas de estos delincuentes", dijo en un comunicado el secretario de Justicia adjunto, Jody Hunt.

El nuevo departamento se llamará Sección de Desnaturalización y se unirá a otras secciones que existían ya dentro de la Oficina de Litigios de Inmigración dedicadas a este tipo de situaciones y que, según el Departamento de Justicia, han logrado la retirada de la nacionalidad en el "95 por ciento" de los casos juzgados.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha emprendido una campaña centrada en la ciudadanía, mediante la cual ha dejado de otorgar visas de turismo a extranjeras embarazadas que visitan el país para evitar la naturalización automática del bebé por derecho de nacimiento en territorio estadounidense, e incluso ha planteado la posibilidad de enmendar la ley para que se deje de aplicar esa norma.

Los casos de desnaturalización requieren que el Gobierno demuestre que el acusado obtuvo la ciudadanía de EE.UU. "ilegalmente" o "por ocultación de un hecho material o por tergiversación intencional".

El Departamento de Justicia recordó el caso de una persona a la que se le retiró la ciudadanía estadounidense tras ser condenada en Egipto junto a otros individuos por delitos de terrorismo y tras admitir que había reclutado personal para Al Qaeda y apoyaba a la organización de la Yihad Islámica egipcia en EEUU, entre otros.

También mencionó los casos de dos criminales de guerra que fueron condenados en Bosnia por ejecutar a civiles desarmados y prisioneros durante el conflicto de los Balcanes.

Entre los delincuentes sexuales a los que se le ha retirado la ciudadanía estadounidense, el Departamento de Justicia destacó al nigeriano Emmanuel Omopariol y el colombiano Moisés Javier López, acusados de abusos a menores.

EFE / MV

Categoria: